El blog de la zoocióloga que quería ser escritora

ETERNAMENTE EN OBRAS - Este blogue naceu da cecesidade de sacar fora o meu mundo interior, como ferramente que me axudou a aprender a expresar e transmitir sentimentos en sensacións. Escribir foi o que fixo de min unha persoa que conseguiu evolucionar ata o punto no que me atopo hoxe.

Neste blogue atoparás textos en galego e en castelán porque dependendo do día no que esscriba e dos sentimentos do momento a lingua que se pronuncia pode ser calquera das dúas.

27 octubre, 2006

El pozo

Un hoyo hundido en la tierra a modo de trampa mortal me ha hecho prisionera varias veces. En el fondo agua. Una pared de piedra negruzca empinada y resbaladiza hace que trepar por sus paredes se haga difícil. He encontrado el truco, entre estructuras sillares se esconde unas ranuras informes que sirven de peldaños en la odisea que se combierte salir a la superficie. He trepado por estas paredes mil y una vez. Me he vuelto a caer otras tantas. Mi vida se ha limitado a idas y venidas de ese pozo apestoso y resbaladizo. He salido adelante yo solita y saldré la próxima vez que caiga. Me alegra enormemente el saber que tengo brazos dispuestos a ayudarme en caso de fallarme algún pie en una de mis subidas.
La gravedad en mi mundo funciona al revés. Alguien dijo una vez que todo lo que sube baja. Y yo digo que todo lo que baja sube.

25 octubre, 2006

Morfeoland

La noche acalla el llanto de un corazón y un atisbo de esperanza ilumina la mirada para dar paso al mundo de los sueños, donde todo, todo, se hace realidad. Cualquier cosa que tu mente pueda imaginar tiene cabida, la felicidad reina por doquier. A veces, como la vida misma, un ápice de oscuridad intenta hacerse paso entre las criaturas y tratar de eclipsar este mundo fantástico. Como en cualquier película de Disney, al final ganan los buenos. Cuando por razones laborales hay que abandonar este mundo la cruda realidaz te azota en la cara y abres los ojos, vas al lavabo y te despejas con una ducha. Al salir te das cuenta de que el mundo real no está mal del todo, no todo es color de rosa, pero al fin y al cabo ese color ha pasado de moda. Recuerdas el sueño con una sonrisa de idiota y tratas de convencerte de que la mediocridad de este mundo no está del todo mal porque siempre buscas motivos para tratar de hacerlo especial.

24 octubre, 2006

Fachada

Por fuera un traje de colores, cara sonriente y zapatos grandes. Por dentro un alma atormentada que vaga dando tumbos por el mundo. Fuera un payaso multicolor que brinda una sonrisa a quien lo necesita. Dentro una persona seria que le encanta leer, filosofar, escuchar música y soñar.
No sé quien más me conoce si piensa que soy un payaso o una persona seria. Cada vez que digo "yo soy una persona seria" todo el mundo rompe a reír. Estaré loca y me veré como no soy. Creo que habría que mirar más allá de los malos chistes que cuento.

17 octubre, 2006

Luz Casal pone voz a mi corazón

He soñado con tus manos...
pintando el cielo gris con cuidado...
muy despacio...
yo mirando desde aquí
en un jardín de lágrimas...
lágrimas por ti.
Hemos vivido una isla tanto tiempo
flotando sobre el mar.
Yo te he visto...
jugando con las olas
y la arena acariciar...
Yo sabía que te quería
y te dejé marchar
yo te dejé marchar,
yo te dejé marchar
después de la última noche
yo te dejé marchar.
Soy un hombre...
mi corazón se esta desangrando
por la ternura que se fue,
la que lo mato.
Mi pelo sopla al viento
yo canto fuerte... y lento
canto sobre tus noches...
canto sobre el sabor de la sal en tu piel
Pero te dejé marchar
y las olas no te traerán aquí
pero yo te esperaré...
en la orilla aunque tu no volverás jamás.

16 octubre, 2006

Una pizca de locura en mi vida

Siempre he creido que la tortura o te mata o te hace más fuerte. Últimamente me estoy poniendo a prueba con determinadas cosas como obligarme a ver fotos o ir a sitios que albergan unos de los más bonitos recuerdos que tengo. Ya lo decía mi abuela "o que non mata engorda". Hoy por casualidad he ido a parar a una carpeta de fotos de mi ordenador con recuerdos bonitos, momentos románticos en la playa. No he sentido pinchazo en el corazón, como me ocurría antes. Estoy dejando que todo ese amor que albergaba mi corazón se vaya evaporando para dejar sitio a nuevas sensaciones. Poco a poco voy progresando. Poco a poco me estoy poniendo a prueba y me voy superando.
¡Quién me ha visto y quién me ve! Ahora salgo hasta la hora que haga falta y bailo la pachangada del momento, bebo y fumo como una cosaca. Puede que me esté echando a perder, pero sólo los fines de semana. El resto de la semana me dedico a trabajar y a leer y creo que próximamente empezaré a hacer ejercicio para ponerme en forma (algo de gimnasio y un poquito de natación)... Cultivar cuerpo y mente y los fines de semana despiporre.

14 octubre, 2006

Nunca he sabido poner título a mis artículos...

El amor es un estado transitorio de cariño en su nacimiento, una enfermedad con claros síntomas que nos perjudican seriamente. Es maravilloso estar enamorado pero cuando el amor se evapor o se apaga lentamente lo único que queda es nostalgia. Nostalgia de aquellos felices momentos que alegraban la vida de un ser en pleno estallido hormonal, cuando todo resulta gracioso y todo es positivo. Hoy soy presa de un amor apagado por la tempestad, ahora solo me queda la nostalgia.
Me entristece pensar en lo que fue, los recuerdos bonitos hacen todavía demasiado daño y las cenizas están candentes. Duele verme removiendo la cajita de cenizas que el placer tras de sí dejó. Sé que esta nostalgia, este vacío... será complementado con sentimientos nuevos que viviré con otra gente, mis amigos. Odio no poder odiar. Con lo fácil que sería odiar a esa persona a la que tantos post dediqué de mi antiguo blog y dejar que el tiemo borrase sus recuerdos, que me entristezco al pensar que debo ser la única tonta del universo (en este universo finito y de dos) por sentirme así.
Dicen que no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió. Lo que jamás sucedió y que tanto añoro es la desnudez de un alma frágil ante los ojos de quien la ama, sin máscaras ni escudos, sin porqués o porqué no, simplemente frente a frente comunicandonos en idioma universal, los gestos.
Ahora tengo una misión, olvidar.

13 octubre, 2006

Cenizas que queman

Hoy, como día de la patria que es, decidí celebrarlo a mi manera. Remodelaciones en mi habitación y limpieza de armarios. Tan de moda está eso de salir del armario que toda mi ropa salió hoy del armario por momentos. Me quedé agusto cuando vi mi habitación de nuevo montada y lista para habitar. Una vida nueva, con los menos recuerdos posibles.
Comí en casa, como siempre a eso de las dos, y luego hice un poco el vago (me encanta). Por la tarde conecté con mi hermana y mi sobrino que están en almenia por videoconferencia. Cuando me dispuse a salir de casa me llamaron dos locas de la pradera y me convencieron para que fuese a verlas a Santiago. Todo una prueba de fuego pasar por rincones plagados de recuerdos, recuerdos que duelen en cada palabra que los describe, pero al fin y al cabo recuerdos. Quedé con las susodichas en un local con "bañerita" (una mesa un tanto especial) y luego nos dirigimos a cenar. Cuando estabamos sentadas a la mesa y con la comida pedida alguien apareció por la puerta. En ese mismo instante sentí como si un punzón afilado se me clavase dentro, dejando un nudo en el estómago con la consecuente desaparición del apetito. Palabras cordiales (las justas) y una sensación de surrealismo supremo.
Al poco de marcharse me fui yo. No quería dar la noche a esas locas de la pradera que luego me llamarían para cantarme unas cuantas canciones al teléfono. Menos mal que todavía queda gente que me hace sonreír. Yo siempre intento recordarme ese consejo que doy a mis amigos cuando están trisites "sonríe aunque estés triste, más vale una triste sonrisa que la tristeza de no volver a sonreír" (y yo no soy de las que dan consejos y no se los aplica).
Cuando me siento sola o tengo ganas de llorar (cosa que ahora pasa poco, gracias a Dios) pienso en el mar y en el firmamento, dejo que mi mente vuele y sea libre por unos momentos, lo suficiente como para saber que las cenizas pueden quemar pero que eso jamás me arrebatará mi "triste sonrisa" para los amigos.

02 octubre, 2006

CaBeZiTa LoCa y CoRaZóN RoTo... una mala combinación y un reto a superar. Sin más que contar me despido.

A Campanilla

¿Te has parado alguna vez a observar la inmensidad del océano? Seguro, que como yo, sí. En ese momento te siente pequeña, y tal vez lo seas comparada con el mar, pero no por eso dejas de ser importante. Cuando observas la noche no das contado las estrellas "¡qué cantidad de secretos esconde el firmamento!", te dirás en ocasiones y quien mire desde otro lado pensará lo mismo. Desde ese otro punto de vista uno de los secretos que esconde el firmamento eres tú, una gota del océano, una campanilla triste y frágil que se rompe por cosas de la vida. Tu eres y serás siempre parte de todo y para tu gente serás algo más que un simple misterio oculto en la colosalidad del espacio sideral.
Muchas veces observo a las hormigas, tan pequeñas ellas y tan importantes individualmente para el colectivo del hormiguero. En ocasiones nos sentimos como hormigas, yo en este momento me siento un poco vacía, cosas de la vida (que a veces no nos quiere sonreír). Procuro tener siempre una sonrisa para todos, una para tí que aunque una sonrisa no cueste nada produce mucho en personas que por X o por B no pueden sonreír.
Recuerda esto siempre, Campanilla: "Sonríe aunque estés triste, más vale una triste sonrisa que la tristeza de no volver a sonreír" y "No llores si no puedes ver el sol porque las lágrimas te impedirán ver las estrellas". Un abrazo y un beso muy grande, porque aunque tu pienses que me usas como pañuelo, no es así... además, ¿no dicen por ahí que el mundo es un pañuelo? Entonces, qué más da. Recuérdalo, recuérdalo...