El blog de la zoocióloga que quería ser escritora

ETERNAMENTE EN OBRAS - Este blogue naceu da cecesidade de sacar fora o meu mundo interior, como ferramente que me axudou a aprender a expresar e transmitir sentimentos en sensacións. Escribir foi o que fixo de min unha persoa que conseguiu evolucionar ata o punto no que me atopo hoxe.

Neste blogue atoparás textos en galego e en castelán porque dependendo do día no que esscriba e dos sentimentos do momento a lingua que se pronuncia pode ser calquera das dúas.

28 agosto, 2007

Una canción para mi dulce niña

Yo no quiero dinero y diamantes
con tus ojos ya tengo bastante,
solo quiero tocarte y besarte
¡y ponerme encima de tí!
(...)
Y si tú me quieres
como yo te quiero a tí,
es mucho más que suficiente
¿qué más puedo pedir?
(...)
By: Hombres G
Esta canción es cursi, incluso habrá quien se ría por ser de los Hombres G pero a mí me gusta porque cuando la escucho me acuerdo de esos ojillos que se le ponen a mi niña cuando me mira. Me encanta verme reflejada en sus ojos brillantes, me encanta besarla por la noche antes de dormir y por la mañana al despertar. Nunca he tenido un mal despertar cuando ella está a mi lado, abrir los ojos y ver esa dulce cara en mi almohada me llena, como diría el rey, "de orgullo y satisfacción". Por ser como es y por hacerme ser como soy cuando estoy con ella, le voy a dejar un mensaje en este post: "Te quiero mucho, mi niña"

21 agosto, 2007

El final

El final, es un beso escondido detras de un sombrero.
Al final llega la despedida pero sigue la vida.
Ven, no tengas miedo a bailar, este es mi vals del final.
Ven, no seas timido y ven, ven a bailar este vals.
Ven a bailar este vals.
Este es mi vals del final.
By: Amaral
Esta canción quisiera dedicarsela a esta época estival que ya termina, y con ella empieza parte de mi melancolía de esos días marrones y grises que vendrán en otoño. Este es el resultado de casi un mes sin postear. Balance de este verano: ¡Cojonudo! Las personas que mas quiero han estado más o menos cerca de mí en esta época tan vivaz y alegre. Gracias a: Chiru, Noah, María, mis padres (cómo no), mis amigos (David -que lo he visto poco-, Loly, Laura, Ana, Carla, Aye&Company, ...). A todos, gracías me ha encantado bailar con vosotros este "Vals del final" de Amaral.