El blog de la zoocióloga que quería ser escritora

EN OBRAS - Este blog nació de la necesidad de sacar a fuera mi mundo interior, una herramienta que me ha ayudado a aprender a expresarme y transmitir mis sentimientos y sensaciones. Escribir me ha hecho persona y siendo persona he conseguido evolucionar hasta el punto donde me encuentro hoy, en pleno proceso de evolución.

31 diciembre, 2005

Muere otro año

Una vez más el año llega a su fin, la mayoría de la gente hace balance del año pasado y se propone metas para el siguiente, yo a veces también lo hago. Hace diez días que no escribo nada en el blog porque he estado bastante ocupada, mi hermana ha venido desde el frío alemán a vernos y la hemos recibido con una pancarta que ponía "Bienvenidos a los tres, más vale tarde que nunca" (es que me va a dar un sobrinito).
Este año que viene me espera la novedad de ser tía, no voy a preocuparme de hacerlo perfecto sino que lo haré lo mejor que pueda, teniendo en cuenta que veré a mi "sobri" dos o tres veces al año porque vivirá en Alemania. Intentaré por todos los medios sacarme el título de bachillerato cueste lo que cueste.
El balance de este año es bastante negativo, una ruptura, una depresión, una mala época familiar, una defunción de un ser querido, un niño del instituto que se mata, ... pero los ánimos a estas alturas del año ya no decaen, sólo se mantienen...
Hoy me ha llegado un mensaje al móvil que decía "En el nuevo años se cambia de peinado, de pareja, de casa, de coche, de ciudad, de todo menos de amigos" (o algo semejante) yo conservaré de este año el recuerdo y alguna cosa más, el blog, los amigos, la pareja y la sonrisa... Os deseo un feliz año, bebed y disfrutad que esta noche lo merece, despidamos al difunto año como se merece y recibamos al nuevo igual.

21 diciembre, 2005

Curioso pero cierto

No creo que sea la única persona a la que le pase. Resulta que cuando no estás emparejada te mueres del asco y parece que no le entras por el ojo a nadie, la autoestima baja. Pero resulta que alguien se fija en tí y empiezas a salir con alguien, entonces te llueven los ligues, ahora mucha gente cree que eres irresistible. (Exagerando un poco la cosa, ya que yo no me considero para nada y en ningún momento irresistible)
Tras haber estado sin pareja unos cuantos meses y no mostrar interés por ninguna hembra, llega el reencuentro con el pasado y surge de nuevo la llama. Es entonces cuando te enteras que a Fulanita le das morbo, a la otra le gustas y la de más allá quiere rollete contigo. Y me pregunto yo ¿esto pasa en el mundo heterosexual? Siempre lo he comentado con amigos homosexuales y les pasaba lo mismo, no entiendo nada.
Supongo que las hormonas lanzarán algun tipo de mensaje en plan "Taxi ocupado" y resulta ser el que todo el mundo prefiere, pero las hormonas en otros casos no mandan ningún tipo de señal de "Taxi libre" y de hacerlo debe ser el letrerito algo así: "taxi cochambroso" (entiéndase por cochambroso de lo peor, es mi manera de expresarlo). Puede que vaya en la autoestima ese mensaje, pero yo siempre tengo la autoestima nivelada... nunca se me dispara ni muy arriba ni muy abajo, soy consecuente con la imagen que veo en mi espejo cada mañana "no soy la Jolie, pero algo debe tener"...

18 diciembre, 2005

Crónica de una noche de sábado: destino final, el suelo

Ayer, como todos los sábados me fui a la cerbecería de siempre a tomar algo con un amigo, luego quedé con la tropa Verano Azul (les llamo así por el color del coche de uno de los componentes) Carro, Wishu, Toné y Roke. Tomamos un café y nos fuimos a la conocidísima Isla de la Toja (donde hacían el jabón ese, que ahora si os fijais lo hacen en Coruña) a beber unas birras y a fumar sustancias psicotrópicas, llamémosle petas.
Roke trajo en el maletero unos skates y los patines in line de Wishu, así que mientras unos liaban petas otros hacían el moñas con el skate. Hacía años que no cogía una tabla de patinar y me ponía sobre ella, pero matuve el equilibrio bastante tiempo. A las dos y pico de la mañana, tras haber jugado con los patines, el skate y el diábolo me dispuse a hacer un trayecto de despedida con la tabla de Roke, Toné y Wishu miraban como yo hacía el indio. Isa se había ido con Roke que tenía que irse a casa porque hoy le tocaba trabajar, Roke volvería despues de mi crónica desde el suelo.
Lo dicho, nos encontrábamos Toné, Wishu y yo en la Toja. Yo rulando de un lado para otro con el monopatín, Toné haciendo el moñas y Wishu sentada en el banco. Segura de mí misma decidí hacer el último viaje en tabla así que me alejo unos metros de ellos, entonces la tabla se revela contra mí y decide ir en dirección contraria a la que yo llevaba. Como consecuencia una caida a cámara lenta que termina con todo mi geto en el suelo. Para que os situeis la ostia fue tan grande como lo es mi altura (178cm, casi ná) y al parecer hice "efecto arco" (así lo denominó Toné). Me caí y todo lo larga que soy se calló al suelo, mi cara hizo rebotar el resto del cuerpo que hizo como un arco antes de caer completamente al suelo.
Consecuencias: un colorete como el de Heidy en sus mejores tiempos, pero sólo en un lado de la cara, un dolor de pómulo insoportable y un posterior dolor de cabeza, algo de aturdimiento y la recogida final de mi persona. A las tres y poco de la mañana estaba ya en cama, con un calmante para el dolor y unas ganas terribles de dormir. Soñé toda la noche con el moratón con el que me imaginaba que iba a amanecer, que después de todo no resultó ser tan grave como pensé en un principio.
Hoy todo el día con dolor de mejilla, más bien de pómulo derecho. No puedo tocarme la cara porque me duele y la noto muy caliente. No está de color morado, sólo rojo pero intuyo que mañana estará algo peor. Estoy como si me hubiese pasado un camión por encima, me duelen los brazos, la espalda y, como no, la cara de ser tan wapa.

15 diciembre, 2005

...

Esta mañana sonó el despertador, le dí al botón para que se repitiese a los 10 minutos pero no lo volví a oir hasta pasados 30 minutos. Menos mal que la profesora de Filosofía no iba a clase por lo que tendría que entrar a segunda hora. Entonces a las nueve salí de casa para dirigirme a la cafetería del instituto a desayunar y todo me pareció extraño:
1. En consergería todo estaba muy raro, un reducido grupo de profesores hablaba con gesto serio, así que saludé sin más.
2. En las escaleras de la entrada había dos niñas llorando abrazadas. así que sigo caminando y paso por delante de la sala de profesores, todo estaba tranquilo.
3. Bajando por las escaleras me encuentro a algún profesor que subía con cara seria.
4. Delante del gimnasio me encontré a la directora, a la vicedirectora y al profesor de educación física hablando en un corrillo de algo que había sucedido. También caras serias.
5. Llego a la cafetería, Chus hablaba con otro profesor y parecían consternados.
Yo me limité a saludar y pregunté si ocurría algo que todo estaba muy extraño por la mañana. Entonces me enteré de la terrible noticia, un niño de 4º ESO se había suicidado el día anterior tirándose de lo alto de una vieja cantera de mi pueblo. Al parecer lo había anunciado a sus amigos y según comentaron había en su pupitre un dibujo de un acantilado con la fecha de su nacimiento y la de su muerte, o sea la de ayer. Ya podeis imaginaros cómo se me quedó la cara ante semejante trajedia ¿qué le habrá pasado por la cabeza al pobre del chavalín? ¿nadie pudo ayudarle a superar sus posibles problemas? ¡Cuánto valor y cuánta cobardía! Valor por ser quién de acabar con la vida de uno mismo, cobardía por no saber afrontar la vida con dignidad y tirar para adelante.
Alguna vez he pensado en el suicidio cuando me encontraba sumida en una depresión, intenté hacerme un corte en las venas pero la sangre me impresionó tanto que se quedó en un lijero arañazo. Me hubiera gustado decirle que a su edad todo parece oscuro cuando se tienen problemas, que con un poquito que se ponga las cosas mejoran sustancialmente, que pensara en su familia y en sus amigos porque sin duda un suicidio es un acto de egoísmo puro y duro. Arrebatase la vida para la madre del sujeto a suicidar es como matar un trocito de su alma, una madre que te da la vida junto con un padre es la persona que más respeto merece en esta vida. En ellos pensé yo cuando estaba obcecada en que la vida era una mierda y que no merecía la pena luchar por ella, luché por toda la gente que me quiere y que hace que la vida valga un poco más la pena y aquí estoy, contando lo que terriblemente ha pasado en el instituto.
Me hubiese gustado poder ayudarle y sin embargo pasó a la historia como un niño con el que intercambié palabras para venderle lo que quería de la cafetería del instituto. Ha pasado desapercibido ante mis ojos y ha pasado así ante los ojos de mucha gente que quizás pudieron haber ayudado. Realmente, no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió, así que pasa fugazmente como una persona que no tuvo el valor de afrontarse a la vida y sí a la muerte en acto de egoísmo, perdiendo la mayor batalla de todo los tiempos que ha de afrontar el ser humano, vivir.

13 diciembre, 2005

Consecuencias de un documental

Hoy se me ha dado por mirar un documental de la BCC que se titulaba "Vida en el espacio" y hablaba de cosas que seguramente la mayoría de los seres humanos nos hemos hecho alguna vez: "¿Hay vida en otro planeta?" "¿Estamos solos en este universo?". Hablaba de la cantidad de experimentos, proyectos y tecnologías que estaban empleadas en encontrar una respuesta a esas preguntas.
Personalmente, como excéptica que soy, creo que es bastante difícil que haya vida inteligente en otros planetas. Para que eso ocurra tendrían que haberse dado condiciones atmosféricas iguales, o muy semajantes, a las que se dieron en la tierra hace muchos millones de años. El principio básico de la vida es la célula, es el primer organismo que se puede considerar como vivo. Esas células que aparecieron por casualidad en el caldo de cultivo de la Tierra primitiva, se fueron agrupando y especializando hasta dar organismo vivo con diferentes tipos de células. (Eso para ir resumiendo la teoría que vi hace no sé cuanto en el instituto en clase de biología).
En mi humilde opinión, no creo que las condiciones que se dieron aquí hayan sido exactas en otro lugar en un planeta lejando de una galaxia lejana (las probabilidades de que un fenómeno así se repita serían semejantes a las de que un mono se pusiese a mecanogafriar y por casualidad escribiera "El Quijote"). No sería descabellado pensar, si aceptamos la probabilidad de una vida similar, un planeta con vida inteligente tal y como nosotros la conocemos, que un simio fuera quien de escribir un libro ya escrito, como "Don Quijote de la Mancha".
Hace ya tiempo que he dejado de preguntarme sobre la posibilidad de vida en otra galaxia, acepto que pueda haber vida primitiva ya que muchso organismos primitivos soportan condiciones extremas, condiciones que un organismo vivo más complejo no soportaría. Aceptemos pues que existe vida inteligente en otro planeta, seguramente sea mucho más que el hombre y puede que incluso sepan de nuestra existencia, pero al ser inteligente y ver cómo tratamos a nuestro planeta decidan no mantener contacto con nosotros. El documental finalizaba con una frase que nos hace resflexionar "Nuestra búsqueda continúa y quizás algún día sepamos la verdad". Si dejásemos de preocuparnos por la posibilidad de vida en otro planeta y cuidasemos más del nuestro, seguro nos iría mejor.

Descubriendo el espejo, enfrentandose a sí mismo

Cabalgando entre el desconcierto de la vida cotidiana encontré un pedazito de razón, qué curioso, además estaba envasado en una especie de bote con forma de cabeza, lo guardé de inmediato y seguí mi camino. Tras un camino idílico con trampas ocultas me topé un obstáculo que no sabía afrontar. Pensando qué era aquello me quedé embobada. Una especie de cristal con un mundo dentro, el mundo al revés, lo de la derecha a la izquierda y lo de la izquierda a la derecha, un reflejo del mundo y me vi enfrentado con un caballero misteriso, que al igual que yo tenía la cara cubierta, un caballo blanco y una lanza. ¡Qué extraño panorama!
Yo me movía y él se movía siguiendo mis pasos, imitando el modo de actuar. Pensé que podría ser aquella cosa tan extraña, alguien que no hablaba y que sólo se limitaba a imitarme. Pregunté mil veces por sus pretensiones, pedí permiso para pasar y nunca obtuve una respuesta. Desconcertado pensé en cómo salir de aquella situación, enfrentarme directamente parecía peligroso, parecía muy seguro de sí mismo. No vacilaba en sus movimientos y retarle a una batalla frontal podría resultar peligroso, así que di la vuelta y remonté el camino. A cierta distancia me giré para observar el comportamiento del otro caballero, curiosamente también se había alejado y se había vuelto la vista para observarme.
Cansado metí la mano en el zurrón y tanteé qué objeto le podría lanzar para provocar algún tipo de reacción en él, aunque fuera ira hacia mí. Cogí el frasco de razón y se lo lancé, enetonces escuché un ruido de vidrio roto y el caballero rompió en mil pedazos. El mundo al revés se había roto en infinidad de trozos y tras su rutura apareció un nuevo mundo diferente, parecido al anterior pero semejaba continuación de el mío. Así que me acerqué y cogí un pedazo de esos cristales en los que rompió el mundo, para eso me bajé del caballo, me descubrí el rostro y miré el trozo. Entonces vi mi reflejo en él, lo que nunca había hecho con anterioridad lo había logrado con un pedazito de razón, enfrentarme a mí mismo. Meses después de aquel suceso escuché que "no había mayor satisfacción que ganarse una batalla a uno mismo"...

12 diciembre, 2005

Así estoy yo sin tí (el Maestro Sabina)

Extraño como un pato en el Manzanares,
torpe como un suicida sin vocación,
absurdo como un belga por soleares;
vacío como una isla sin Robinsón.
Oscuro como un túnel sin tren expreso,
negro como los ángeles de Machín,
febril como la carta de amor de un preso...,
así estoy yo, así estoy yo sin tí.
Perdido como un quinto en día de permiso,
como un santo sin paraíso,
como el ojo del maniquí;
huraño como un dandy con lamparones,
como un barco sin polizones...,
así estoy yo sin tí.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo sin tí.
Vencido como un viejo que pierde al tute,
lascivo como el beso del coronel,
furtivo como el Lute cuando era el Lute,
inquieto como un párroco en un burdel.
Errante como un taxi por el desierto,
quemado como el cielo de Chernobil,
solo como un poeta en el aeropuerto...,
así estoy yo sin tí.
Inútil como un sello por triplicado
como el semen de los ahorcados,
como el libro del porvenir,
Violento como un niño sin cumpleaños,
como el perfume del desengaño...,
así estoy yo sin tí.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo sin tí.
Amargo como el vino del exiliado,
como el domingo del jubilado,
como una boda por lo civil;
macabro como el vientre de los misiles,
como un pájaro en un desfile...,
así estoy yo sin tí.
Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo sin tí.

11 diciembre, 2005

Quiero estar cerca de tí lo más lejos, a tu lado

Ayer escuchando una de las muchas canciones que tengo en mi ordenador me llamó la atención una de Fito. Esa canción explicaba muchas cosas de las que me ocurren.
Empezando por la de que no puedo dormir, la explicación es "porque siempre estoy soñando". Una razón bastante lógica si continuamos la frase que dice "en invierno con el sol, con las nubes en verano". Si Chu leyese este post estaría de acuerdo conmigo en que siempre estoy comiendome el tarro y que muchas veces, cuando estoy bien, busco razones para estarlo mal.
"Mientras me aguanten los huesos, yo quiero seguir" posteando "quiero estar cerca de ti, lo más lejos a tu lado" (queda bien los primeros versos adaptados a este mundillo al que me dedico yo, al posteo)...
¿Quién no ha buscado versos en el fondo de los vasos? Bueno a lo mejor soy la única, pero no creo porque Fito ya lo dice en su canción, voy a pensar que no soy la única que me he emborrachado por buscar motivaciones u olvidar pesares. En fin, se nota que esta canción me ha marcado el fin de semana, ¿será porque echo de menos a Chu, que está de vacaciones en la República Dominicana? Seguramente, así que por hoy lo dejo y me voy a ver una peli que me distraiga. Mañana tengo un examen para subir nota en Filo, tema Platón y es que con la filosofadas que meto de vez en cuando en el blog no me voy a conformar con un mísero 6.

10 diciembre, 2005

Accidentes y roturas

¡Plaf! Se ha roto. Se ha roto y no tengo pegamento. No tengo pegamento con qué reparar lo roto, me resigno. Me resigno a no verte entero jamás, tú que alegrabas las vistas de todo aquel que entraba en tu radio de efecto. Habrá que comprar otro y substituirlo, substituirlo esperando que lo nuevo llene como llenaba lo antiguo el tiempo que se paraban a analizarlo, a extraer una idea, un significado y un porqué.
El amor no entiende de razones, es una lección que aprendí hace tiempo. Un sinvivir de dichas y desdichas que alegran y entristecen, día sí día también la vida de una persona. Pero hoy, mi corazón, se ha roto. Rotos todos los trozos de un corazón astillado y castigado por el desdén de la vida.
¡Ahora me doy cuenta! ¡Tengo la solución! El marco no es importante, quien llamaba la atención de las vistas era la propia foto, el retrato, la imagen. Ingenua de mí, que creía importante el marco con el cristal. ¡Plaf! Se ha roto. Ahora ya no me importa, tengo algo mejor, su esencia que es más que todo y menos que nada.
Al remover entre los trozos de un corazón roto encuentro algo etéreo, una esencia. El éter que se escondía tras la parte física del corazón es lo que queda siempre, antes y después. No sé siquiera si es volátil o no, pero cuando encuentro una masa de éter desprotegida y la observo, veo que poco a poco se va reconstuyendo su armazón hasta formar de nuevo aquel eterno corazón.

09 diciembre, 2005

Miedo

Cuando creí que te alejabas me alegré. Sentí un alivio tremendo a soltar el peso de una angustia tan aguda que un día me hizo delirar. Me alegré. De pronto no sentí nada, ni pena ni gloria. Por un momento creí extrañarte pero era el comienzo de mi andadura hacia lo alegre. Desterré todo negro sentimiento que en mi mente encontré, di la espalda a los malos recuerdos y en un esfuerzo por liberarme salté al vacío.
Pronto descubriría que ese salto no era más que un pequeño peldaño en la maltrecha escalera de la vida. Me alegré de olvidar, aunque fuera por un momento, todos los males que habitaban mi cabeza, mi corazón y en conjunto todo mi ser. Cuando me sentí libre algo me apresó, el miedo a lo desconocido invadió mi cuerpo y mi mente, los malos recuerdos y los negros sentimientos arremetieron contra mí con más fuerza. El poco camino andado con tanto esfuerzo y dedicación resultó ser nada. Entonces recordé que los problemas no habían desaparecido, que poco a poco iban volviendo las aguas a sus cauces. Lentamente me sumergí en ellas y noté de nuevo el sufrimiento que producen los recuerdos que se debieran olvidar. Por momentos creo que lo malo gana a lo bueno y es entonces cuando me cruzo con su mirada.
Tan sólo una sonrisa ilumina la más oscura noche de invierno en las más oscura caverna de lo más profundo de las entrañas de la Tierra. Cuando aparto mi mirada de la tuya siento que te pierdo, me pierdo en lo absurdo del desorden de los oscuros pensamientos de mi mente. Miedo. Mucho miedo. Miedo al día de mañana, al no poder imagiar con certeza un futuro incierto soñado a todo color con las mejores ilusiones del mundo. Miedo a la incertidumbre de si el día de mañana te tendré, miedo al no poder imagiarme una vida sin tí y lo cierto es que prefiero la guerra contigo que el invierno sin tí.

08 diciembre, 2005

Náufrago

Oscuro. Húmedo. Frío. Por momentos siento el viento en mi quijotera, el frío apabulla cualquier otra sensación. La esperanza ausente grita en mi interior en un intento mudo de decirme que no tire la toalla. Oscuro. Húmedo. Frío. Las fuerzas se escinden, pierdo el norte por momentos. Húmedo. Frío. La tabla a la que me aferro vaga sin rumbo en la inmensidad del océano. Frío. Húmedo. La deshidratación comienza a hacer sus estragos ¿por qué no habré muerto ya? Húmedo. Frío. La oscuridad comienza a desvanecerse, ya no sé cuanto tiempo llevo aquí, sobre este trozo de madera que flota. Frío. Húmedo. Pierdo el conocimiento por no sé cuánto tiempo. Frío. Húmedo. Lo recobro e intento abrir los ojos, la claridad me ciega, me hace daño, a penas puedo abrir los ojos. Llevo días sin comer y sin beber, agarrada a esta tabla con la esperanza de que me encuentren. Frío. Húmedo. En los últimos tres días solo una sensación recorre mi cuerpo, frío. La humedad ha penetrado en mis huesos, no tengo más fuerzas para seguir agarrada a este madero, me suelto y comienzo a hundirme. Frío, más frío. Poco a poco me hundo hasta tocar la arena del fondo y me doy cuenta de que la profundidad es poca. Intento como puedo nadar hasta la orilla, desesperado por encontrar agua que beber, hasta ahora solo he tragado por accidente agua del océano. Frío. Consigo a duras penas llegar a la arena y allí no consigo ponerme de pie, me quedo tumbado boca arriba esperando algo, no sé el qué. Frío, más frío. El sol, que ahora azotaba mi cuerpo tirado en la arena no consigue que mi temperatura suba, entonces me desvanezco de nuevo. Esta vez no recupero la consciencia y pierdo el aliento, mi cuerpo se queda tirado en la arena y mi espíritu se eleva. Se eleva y cruza el océano en tan solo un segundo, lo que yo en vida no pude hacer en mi barco, que naufragó a causa de un temporal. ¿Y ahora qué?

Ida de olla navideña

Llegada esa época del año en la que todo el mundo compra sin cesar mi mirada se torna oscura como las largas noches de invierno en tu ausencia. Llegada entonces, una parte de mí se ausenta. Caminar por las calles repletas de luces que intentan iluminar las oscuras noches invernales se hace aburrido. Los niños, cogidos de las manos de sus padres, miran escaparates donde sólo hay juguetes y se oyen muchos "yoquieroeso", me estresan. Parece que el Corte Inglés inagura el comienzo de todas las épocas del año, no hay Navidad sin su campaña televisiva, ¡ah! tampoco la hay sin el calvo ese que sale en el anuncio de la lotería. Los aununcios televisivos van de lo absurdo a lo más absurdo: tenemos a la Isabel Presley que siempre tiene un Ferrero para sus invitados, el tonto del Almendro que parece gustarle lo de la mili todos los años, las muñecas de Famosa se dirigen al portal ¿qué se les habrá perdido allí, las pilas?, los anuncios de perfumes y colonias parecen triplicarse ¿sólo usamos colonia en estas fechas? ¿el resto del año llevamos "oh de sobac"?, las burbujitas de Frixenet (o como se escriba) se adueñan de nuestras mentes ¿quién no ha cantado nunca eso de "queremos ser, queremos ser las burbujitas de frixenet?...
No voy a negar que la Navidad no me guste, es obvio. Tengo motivos para aborrecerla, me parece la época más hipócrita del año, en especial el día de Año Nuevo, que gente con la que a penas te cruzaste dos palabras durante todo el año, o peor, que te ha puesto a caer de un burro durante el año, te desea con la mejor cara "un Feliz y Próspero Año ". El pasado Fin de Año no salí por encontrarme con fiebre, no eché de menos los trajes de noche las copas de champán y los brindis por doquier, por eso este año no sé si saldré. En estos días que faltan para terminar el 2005 haré balance del año y tomaré mis decisiones, marcaré metas para el año venidero y os lo contaré. Procuraré disfrutar estas fiestas junto a mi familia, que se vuelve a reunir para celebrar algo que ya no será lo que un día fue.
Cuando mire al cielo y vea de nuevo una estrella fugaz pediré un deseo y será "no perderte jamás"...

Buscando en el baúl de los recuerdos...

Rebuscando en el baúl de los recuerdos de mi viejo y desactualizado blog me encontré un texto que escribí cierto día como hoy. Solo quiero presentároslo y matizar que ahora tiene otro significado para mí un tanto diferente al día en el que lo escribí.
El mueble
Por aquel entonces yo era un árbol robusto y con hojas verdes. Mi impasibidad ante el viento, a veces huracanado, me producía una sensación de poderío. Todo ese poderío fue mermado poco a poco. Años de sequía produjeron que mis hojas no fuesen tan verdes como siempre y empecé a secarme poco a poco. En esa época un animal muy curioso llamado hombre teminó con ese poderío que tenía, dejé de ser impasible ante el viento para que me cortaran e hiciesen de mí muebles. La vida como mueble no estaba mal, impasible ante las horas. Me sentía útil porque en mis entrañas guardaban de todo, desde prendas de vestir hasta objetos varios. Cierto día un pequeño insecto se paseo con chulería por encimade mí, era una polilla (o más bién una carcoma) y empezó a hacerme cosquillas. Hizo un pequeño agujero en mí, me hizo gracia porque no me dolía simplemente buscaba un refugio y a mí no me pareció mal. Pero algo sin importancia como ese hecho se convirtió en mi perdición. Poco a poco ese pequeño agujero se fue multiplicando porque la polillita se reproducía con bastante rapidez (en relación a la velocidad que nos multiplicábamos los árboles, que aunque ahora no lo era yo me sentía así) ... Pasados los años la familia con la que vivía me cambió de sitio y me trasladó al desván. Allí me sentía solo y algo inservible porque nada más que acudían a mí a guardar trastos viejos, ya no guardaba objetos de uso cotidiano, tan solo ropa vieja y trastos anticuados. Ahora ya no me gustaba la sensación de sentir dentro de mí un mundo a parte, poco a poco sentía como mi vida se iba apagando. Poco a poco trozos de mí se fueron callendo, que si tiradores, que si una pata... Recuerdo el final de mi vida, el fuego consumió mi físico pero el alma salio volando sin mirar atrás para llegar a ser libre. Ahora añoro aquella impasibilidad que mostraba cuando era árbol, la utilidad y el trato con la gente, el cuidado que me daban cuando fui mueble. Pero río al pensar que puedo desplazarme, no pertenezco a ningún sitio, me muevo de aquí para allá, no necesito una tierra húmeda que me dé de comer, una mano humana que intente curar la enfermadad de la carcoma... Ahora nada me afecta, ni el paso de los años... con el simple hecho de SER, soy feliz.

06 diciembre, 2005

Una vez más... Nunca Máis!

Paseando por entre las rocas encontré el recuerdo de algo que jamás debió haber sucedido. El 13 de noviembre del 2002 se hundió el conocidísimo petrolero que estuvo a punto de arruinar la vida a la sociedad gallega. Lo dicho, paseando un día de estos me topé con restos de lo que se llamó "galipote" o "chapapote", resumiendo una mierda pastosa que pringó la costa gallega casi por completo. No voy a entrar en debates políticos, cada uno que piense lo que quiera de quien quiera, sólo quería recordar que cosas como esas no debieran ocurrir.
Recuerdo los días de trabajo limpiando en las playas de mi pueblo, recuerdo la sensación que tuve cuando vi una de las principales playas (que condecoran con bandera azul en verano) repleta de esa mierda negra. No pude contener las lágrimas que resbalaron por mis mejillas llegando a la arena. No se puede explicar con palabras el tremendo horror que sentí, una parte de mí se iba al fondo con el Prestige y sólo tuve un minuto para recomponerme y sacar fuerzas para colaborar en la limpieza de las playas.
Han pasado ya tres años y mucha gente recuerda eso como algo lejano, yo hasta hace poco no me había parado a pensar de nuevo en aquello pero paseando por la playa me encontré el recuerdo del desastre. Como ese rincón habrá cientos en toda la costa gallega al que no se haya podido llegar para limpiar las rocas, esos serán sitios que mantendrán por años el recuerdo imborrable de una trajedia que unió a todo un país, que movió masas y removió conciencias. Galiza siempre estará agradecida por el apoyo recibido entonces y yo, como parte de ella, también lo estaré.

30 noviembre, 2005

Una carta a Santa Claus

Querido Santa Claus,
te extrañará que te escriba hoy 26 de diciembre, pero quiero aclarar ciertas cosas que me han ocurrido desde que te mandé mi carta, lleno de ilusiones, en las que te pedía que me trajeras una bicicleta, un tren eléctrico, una nintendo 64 y un par de patines.
Quiero comentarte Santa Claus que me maté estudiando todo el año, tanto que no sólo fui de los primeros de la clase, sino que saqué puros dices en el cole; no te voy a engañar. No hubo nadie que se portara mejor que yo ni con sus papás, ni con sus hermanitos, ni con sus amiguitos y ni con sus vecinos.
Hacía recados SIN COBRAR, ayudaba a los viejecitos a cruzar la calle y no había nunca algo que no hiciera por mis semejantes, y sin embargo ¡¡¡QUÉ HUEVOS LOS TUYOS SANTA CLAUS!!! Es que... dejar debajo del arbolito una puta peonza, una mierda de trompeta y un maldito par de calcetines, ¡QUÉ CAGADA!.
¿Qué coño te has creído barrigudo? o sea que me porto como un imbécil todo este año para vengas con una mierda de este calibre; y no conforme con eso, el maricón del hijo de la vecina que es idiota y sin educación, malcriado, desobediente que le grita a su mamá, a ese tonto de las pelotas le trajiste de todo lo que te pidió. Por eso ahora quiero que venga un terremoto o algo así, para que nos lleve a la mierda a todos, ya que con un Santa Claus como tú, tan incompetente y falso, mejor que nos trague la tierra.
Pero eso sí, no dejes de venir el año que viene porque voy a reventar a pedradas a tus putos y sarnosos venados: Empezando por esa mierda de Rudolph que tiene nombre de homosexual. Te los voy a espantar para que tengas que joderte, caminando a pie como yo ¡cabrón!, ya que la bicicleta que te pedí era para ir al colegio, que queda a tomar por culo de casa.
¡¡¡Aaah!!! y no quisiera despedirme sin antes mentarte a la madre que te parió ¡ojalá que cuando hayas subido muy alto se te de la vuelta el puto trineo y te pegues una buena hostia por ser tan hijo puta!. Pero eso sí, te advierto que el año que viene vas a saber lo que es un niño maldito, y un poquito cabrón.

Atentamente, Nano

P.D.: La peonza, la trompeta y el par de calcetines, puedes recogerlos cuando quieras y metértelos por el culo.

Halagos

¡Qué bello ser! Me lo llevo conmigo. Me inclino ante tal criatura que desde su pequeñez engrandece mi alma. Ese ser me ha mirado fijamente a los ojos y ha sabido leer en mí lo que nunca me atreví a decir con palabras, ese que he hecho de mi alguien merecedor de esta vida, ha estado ahí siempre que lo necesité, dándome cariño e intentando arrebatarme una sonrisa con sus locuras.
Es quien sin palabras me ha demostrado su cariño, me ha apoyado y me ha regañado cuando me iba. Con la maleta en mano me agarró de una pierna un día, diciéndome sin hablar que me quedase. Cuando la miro a los ojos siento que me entiende, a veces se hace la sueca pero si es llamada acude al reclamo. Es Peta, mi perra, esa misa a la que no le gusta que le saquen fotos. Según fuentes: "el perro es el mejor amigo del hombre".

28 noviembre, 2005

Una imagen vale más que mil palabras

¿Hay cara más expresiva que la de mi perra aterrorizada porque no le gusta nada que le saquen fotos? La verdad es que muy pocas, esta cara lo dice todo con la mirada, tanto si está eufórica perdida, como así de triste. ¿Quién dice que un animal no tiene sentimientos? Sólo habría que observarlos y darse cuenta de su expresión en cada momento.

Un virus

El amor es como un virus, es una pandemia. Poco a poco se va extendiendo entre las masas, y en alguna ocasión mata. Ya lo dijo el Maestro "porque amores que matan nunca mueren". ¿Conoceis a alguien que no haya sufrido de esta enfermedad? Al parecer cuando nacemos somos inmunes a ella, ¿dónde se ha visto un recién nacido enamorado? y con el paso de los años los anticuerpos que nos defienden de tal enfermedad descienden en número hasta quedarse casi reducidos a cero, es entonces cuando aparece.
Da igual dónde te escondas, no importa que huyas de ello, es absurdo que te vacunes porque nadie ha descubierto el antídoto preventivo, si estás predestinad@ a padecer la enfermedad, ten por seguro que lo harás. Hay tres tipos de virus:
- Virus tipo A: los síntomas que padeces los padece otra persona igual, y esto hace que si llegas a encontrarla tienes que cuidar y recibir cuidados, se convierte en una enfermedad incurable que puede ser degenerativa y hacer que jamás te separes de quien padece tu mismo tipo de virus. (Este es el que me gusta)
- Virus tipo B: los síntomas son pasajeros, puede que haya otra persona con síntomas parecidos y se intente que ambas se cuiden pero el tiempo y la incompatibilidad vírica termina por separar a ambas personas. Puede también que los síntomas desaparezcan un día para luego a parecer tiempo después, pueden pasar desde días a años. (Bastante abitual entre jóvenes de la edad del pavo, y no tan "pavos")
- Virus tipo C: síntomas que a pesar de cuidados ajenos desemboca en una pérdida de la cordura para rematar en un suicidio por apaliar los graves síntomas. (Véase Romeo y Julieta, que bien es cierto eso que dice de "no son de este planeta")
También es cierto que en estos tiempos de cólera los virus han podido mutar hacia otro tipo de variedades que yo aún no he catalogado. A mis años lo que más he sufrido ha sido el virus de tipo B, pero creo que voy por el buen camino de hacer que dicho virus mute hacia la variedad A. Eso el tiempo lo dirá.

27 noviembre, 2005

Tan agradable como siempre...

Hoy no voy a hablaros del grupo X, ya dije que aquel sería mi último post si no se sucedían más acontecimientos ofensivos, voy a hacerlo del "agradable" de mi hermano.
Resulta que este fin de semana me fuí a 30 Km de mi casa a pasar un día con Chu, el sábado me llevó mi padre en coche y hoy no pudo venir a buscarme, así que llamé a casa para ver si estaba mi hermano y él se puso al teléfomo.
- "Agradable", - (le voy a llamár así en lugar de por su nombre) le dije - ¿me podrías venir a buscar esta tarde a La "Isla"?
Ni corto ni perezoso me salta de manera borde y me responde de malas:
- ¿Pero tú te crees que yo no tengo más que hacer que irte a buscar a tí? Es la última vez que te voy a buscar a algún sitio, ya te vale, te vas a un sitio sin saber como vas a volver, ¿quién te dice a tí que yo no tenía planes esta tarde? -. A lo que yo respondí sin ánimo de ofensa:
- Bueno, hombre, si te ocasiona tantos problemas el venirme a buscar déjalo, ya me buscaré otro modo de ir. - Él se lo tomó como que yo me puse chula, y para nada era así, lo que pasa es que tiene un genio que te pega cada contestación que te deja temblando (aunque luego la mayoría de las veces hace lo que le pides, siempre tiene una mala contestación a mano).
- ¡A mí no te me pongas chula! ¿eh? ¡Ahora me da igual en que vengas, como si tienes que hacerlo andando o en taxi! - Yo me quedé atónita ante tal forma de decir las cosas...
- No te preocupes, ya me buscaré la vida, hombre.... - Y me colgó el teléfono. El mal cuerpo que me quedó después me duró toda la tarde. Etuve indagando modos de volver, ya que la comunicación en autobus en un domigo es muy mala por estas zonas de las Rías Baixas, así que llamé al marido de mi prima y fue él quien me vino a buscar, tan sólo me tuvieron que acercar 10 Km hasta el lugar donde había quedado con él.
El colmo fue al llegar a casa, mi madre estaba sentada en la cocina mirando la tele y me llamó la atención por la conversación del mediodía con mi hermano. Ella sólo escucho una parte y mi hermano le contó que yo me había puesto chula, así que intentó echarme la bronca a mí. Le dejé bien claro cómo había sido la cosa, además tengo testigos que pueden corroborar mi versión, mis palabras nunca fueron con la intención de ponerme chula pero mi madre creyó a él. Francamente me da un poco igual, el problema es mío y suyo, con mi madre no va el asunto así que la próxima vez que me tope con él por el pasillo no sé como narices reaccionar, estoy bastante cabreada con él. Ya el otro día le metió una contestación a mi madre que se quedó fina, ella que le había pedido el coche para que yo hiciese la compra de la semana se topó con un "¿tú debes pensar que mi coche es un taxi?", la verdad es que ahora entiendo por que el "agradable" de casa no tiene novia, va camino de convertirse en un viejo amargado y contestón.

25 noviembre, 2005

Insólito

Hoy me encontré con algo que jamás pensé que vería, un pescado (vivo) fumando un pitillo en mi cocina. Si no me creeis aquí teneis la prueba del delito:
Nunca había visto tal cosa, aunque no lo parezca el pez esta vivo, cuando llegó a casa todavía daba coletazos (no me refiero a su peinado eh!)... Judgar vosotr@s mismos... Si es que lo que no me pasa a mí, no le pasa a nadie... que si una araña me quiere robar los pantalones, que un lenguado fuma tabaco y bebe vino, que si el grupo X me agrede... en fin, ya llegó el fin de semana y a disfrutarlo. Mordiscos y besos de besugo (ya que va la cosa de peces) para tod@s ...

24 noviembre, 2005

"Los Mundos de Yupi"

Este es el último post dedicado a las archiconocidas "ñordas repipis que van de super guay y no llegan a chachi que creen ser el ombligo del mundo", también llamadas GrupoX ya que hoy nos han llamado al seminario para comentar la jugada del lunes pasado en clase de Filosofía y hemos enterrado el hacha de guerra (por el momento)...
El mencionado grupo tiene una debilidad, la he descubierto hoy (de nuevo los hechos se suceden en clase de Filo) aunque ya en alguna ocasión se había mostrado este comportamiento en el que no me había fijado.
No voy a ser mala zoocióloga, no voy a aprovechar esta debilidad para ridiculizar al elemento Y del colectivo de "ñordas repipis que van de super guay y no llegan a chachi que creen ser el ombligo del mundo", aparentemente seguro de sí mismo que cuando obtiene aprobados de bajo nivel (5-6 con los que yo sería bastante feliz) se viene abajo cual castillo de naipes en medio de un vendaval, entonces unas gotas de líquido asoma por sus ojos para descargar el llanto de una nube gris en pleno mes de abril.
La próxima vez que este elemento intente atentar contra mi integridad ética y moral se topará con un búnker que hace rebotar las bombas y se encontrará con la sorpresa de verse ridiculizada por su comportamiento infantil de llorar por llorar (a ver si suben la nota)... Esta gente, que vive en la "Berza" (en la nube, en Babia, en la ponla, en los mundos de YUPI), debería posar sus pies en mi tierra, así una de mis minas antipersona las pondría de nuevo allí arriba, ¡ups! quería decir posar los pies en la tierra, dije que me portaría bien ¿no?
¿Recordais aquello de "Yupi se va a vivir la aventura espacial..."? ¡Qué tiempos! Hoy hago un homenaje a aquella serie que tanto me impactó cuando era pequeña, esa serie que me es recordada a diario por las habitantes del mundo de YUPI, disfrutad del homenaje y pensad que ahora ya sé el punto débil del enemigo...
Volveré...

21 noviembre, 2005

¡Las cosas claras y el chocolate de Marruecos!

Hay dos tipos de personas, los que saben contar y los que no. ¿Adivinais a cual de los tres tipos pertenezco? Bueno, la verdad es que hay alguna que otra persona que no pertenece a ninguno de los grupos que yo dije. Ellas solas forman una especie a parte, una especie de inteligencia superior (a la de una piedra), de un estilo y un carácter únicos (únicos en su cabeza), se creen mejor que nadie y todo lo critican.
Esta es la continuación del post "De tocahuevos" que escribí la semana pasada. Los especímenes de los que hablaba el otro día son los que se podrían incluir en este nuevo subgrupo que he creado especialmente para ellas, el de "las ñordas repipis que van de super guay y no llegan a chachi que creen ser el ombligo del mundo". Bien es sabido que en toda clase hay grupos que se caracterizan por ser diferentes entre sí. En mi clase hay varios, entre ellos destaca (y se hace destacar) el grupo de las "ñordas repipis que van de super guay y no llegan a chachi que creen ser el ombligo del mundo", llamémosle X. Hay la gente que estudia y se sacrifica todos los días para sacar adelante el curso, está el grupo de los porretillas que pasan muchas veces de ir a clase para fumarse los canutos en el campo al sol, después está la inmensa mayoría de la gente, que pasa mucho de matarse a estudiar, la que no se pierde una fiesta los sábados por la noche y que estudian unos días antes del examen (ahí me incluyo yo con alguna salvedad). Podría hacer subgrupos dentro de la inmensa mayoría pero este no es el caso.
Me resulta gracioso que cuando el grupo de los pasotas-porretas hablan más de dos minutos seguidos el profesor de turno estalla para mandarles callar, sin embargo, el grupo (más bien es un dúo) X se pasa el día hablando y hablando, poniendo a parir al resto de los mortales. Ellas están a otro nivel, nadie del resto de clase es tan guay ni tan "in" como para no ser criticado por sus lenguas bífidas, cuando no critican se quejan, cuando no se quejan dicen tonterías y cuando se aburren me piden que les cuente un chiste... ¡anda ya! Cuando son ellas quienes molestan y atacan a lo "zorra" (por la espalda pero haciéndose notar) nadie les dice nada. Hay gente que ha sido echada de clase por mucho menos, si fuese yo alguno de los profesores se pasarían el día en la puerta de clase, pero no es el caso.
Hoy han hecho otro intento por intentar dejarme mal ante el resto de la clase, pero yo no soy del tipo de personas que se deja pisar sin hacer nada así que tuvieron su contestación. Les llamé gilipollas delante de la profesora de filosofía y esta no hizo nada, ni me llamó la atención ni nada, y eso que es una clara agresión verbal hacia mis "compañeras" (eso no son compañeras ni son ostias, son unas moscas cojoneras con una cara bonita... aunque bueno, para gustos...) que se traduciría en una FALTA DE ORDEN... La verdad no entiendo nada, pero seguiré peleandome con el grupo X cada vez que la miembro Y (la cabezilla) intente infravalorarme, criticarme o mirarme mal. No me gusta nada que me pisoteén, no me gusta que me busquen las cosquillas, tampoco me gusta que se tomen más confianzas de las debidas para luego clavarte el puñal por la espalda.
¡Qué stress, por Dios! Me gustaría no ser la única que le dijese las cosas claras y que no le rieran sus gracias, a ver si se dan cuenta de que con esa actitud lo que hacen es "joder al prógimo" y se quedarán aisladas del mundo real, inmersas en la radioactividad de su neurona nula (la que llamé pija el otro día). ¡Las cosas claras y a poder ser a la cara!

20 noviembre, 2005

Un sábado de cine

Un fin de semana sin ver a Chu, en un mes el primero... Parecía que no se soportaría pero estamos a domingo y me encuentro sola y pensativa, algo de resaca pero bien. Chu no ha podido venir a verme, es una pena que después de haber estado un año viviendo en su ciudad me haya tenido que volver por motivos que ahora no vienen al caso.
Ayer nos ha dado el punto de grabar un corto, que cuando esté listo trataré de colgar en el blog para uso y disfrute del personal. La verdad fue un poco gilipollas el corto cutre, pero nos lo pasamos genial la pandilla y yo. Lo mejor de todo, sin dudas, las tomas falsas. Aunque la batería era bastante escasa nos sirvió para grabar un par de finales y par de tomas falsas por el medio. Sencillamente genial. En resumen tanto corto, tanta toma falsa y tanto protagonismo han hecho que el sábado fuera de cine.

19 noviembre, 2005

Shakira y su NO

No, no intentes disculparte
No juegues a insistir
Las excusas ya existían antes de ti
No, no me mires como antes
No hables en plural
La retórica es tu arma más letal
Voy a pedirte que no vuelvas más
Siento que me duelas todavía aquí
Adentro
Y que a tu edad sepas bien lo que es
Romperle el corazón a alguien así
No se puede vivir con tanto veneno,
La esperanza que me dio tu amor
No me la dio más nadie,
Te juro, no miento
No se puede vivir con tanto veneno
No se puede dedicar el alma
A acumular intentos
Pesa más la rabia que el cemento
Espero que no esperes que te espere
Después de mis 26
La paciencia se me ha ido hasta los pies
Y voy deshojando margaritas
Y mirando sin mirar
Para ver si así, te irritas y te vas
Voy a pedirte que no vuelvas más
Siento que me duelas todavía aquí
Adentro
Y que a tu edad sepas bien lo que es
Romperle el corazón a alguien así
No se puede vivir con tanto veneno
La esperanza que me dio tu amor
No me la dio más nadie
Te juro, no miento
No se puede morir con tanto veneno
No se puede dedicar el alma
A acumular intentos
Pesa más la rabia que el cemento

Absténganse aracnofóbicos


Esta mañana me levanté con sueño para ir a clase, aún dormida reflexioné sobre qué pantalón me pondría y me decidí por el vaquero que se encontraba en la cestilla de la ropa planchada en la habitación de enfrente. Dormidísima de toda me puse el pantalón y me senté en la silla del escritorio para disponerme a calzarme así que veo una araña de jardín de tamaño considerable subiendo por la pernera del pantalón. Logré sofocar el grito que mi alma quiso expresar, misteriosamente el sueño había desaparecido y me hice la mujer más veloz del mundo. Agité la pierna de manera compulsiva hasta que la araña se calló al suelo, una vez allí tardé dos décimas de segundo de coger unas zapatilla de deportes y se la dejé caer encima. El ruido fué considerable, no era plan de ponerse a gritar "¡una araña, una araña!" a las ocho de la mañana, correría el riesgo de ser aplastada como le ocurrió al arácnido por un manotazo de mi hermano. La raña era una cosa tal que así. Que os la disfruteis... Mordiscos que los besos van caros.

17 noviembre, 2005

De tocahuevos

Odio a la gente tocahuevos que se empeña en tocarme lo que no tengo. En mi clase hay un par de especímenes de esos. Se pasan el día murmullando, son como esos zumbidos de las moscas cojoneras que no te dejan dormir en verano. Cuando nos vamos a clase de biología un especimen de esos se sienta justo detrás mía y pone los pies en mi silla, cosa que no me molesta si no fuera porque no para de moverlo y dar especie de pataditas. Le pido por favor y con educación que saque los pies de mi silla, pero la tía como es un poco malcriada y algo creidilla sigue.
Es entonces cuando yo me pongo en plan más tocahuevos y cojo un bolígrafo de "click" y empiezo a hacer ruiditos con el. Sé que eso la desquicia y a los diez segundos me está diciendo "¿quieres parar con el boli?" y yo como soy tan "guay" me giro y digo "NO, para tocahuevos también sirvo yo". Entonces empezamos una especie de competición a ver quién molesta más, como cabe esperar LiSa se lleva la palma jodiendo al prójimo, así termina sacando los pies de mi silla aunque yo siga un rato más dando por culo con el "click click".
Hoy por ejemplo no sé a santo de qué va y me dice la susodicha "frase típica de persona adulta", evidentemente lo decía con algo de retórica conque me giro y le digo "Solo jodería, nena, te llevo cinco años". Como eso parece molestarle intenta despreciar mi situación diciendome que "qué pinto yo, una mujer adulta de 22 años, en 2º Bachillerato con gente de 17 años". Como no tenía el día católico, más bien lo tenía algo borde le dije "mira nena, yo tengo un título a mis espaldas" (tengo el título de técnico en equipos electrónicos de consumo) y me dice "pues cuando yo tenga tu edad tendré otro y no estaré en bachillerato"... por no seguir con la estúpida conversación me giré y la ignoré durante toda la mañana. Tenía que haberle dicho algo así como que cuando ella tenga 22 yo tendré 27 y algú título más a mis espaldas, con experiencia laboral que ella no tiene y con más muebles en la cabeza de los que ella podrá tener nunca. Las neuronas de esta tía creo que están influenciadas por la radioactividad de la pijería con la que habla. Me repatea...

16 noviembre, 2005

¡Paralo Pooooooooooooool!

No puedo parar, no puedo parar, no puedo parar... ¡qué mal me sienta la cafeína a veces! Hoy es un día de esos en que sin saber por qué me tomo un café y me pongo eléctrica, mi sistema neuronal debe estar receptivo a la cafeína, otras veces está inmunizado, no lo entiendo... Hoy sólo me he tomado tres cafés con leche y ningún otra sustancia que contenga excitantes, ni siquiera he visto a mi Chu (que me excita cuando quiere xD).
No paro, ahora me voy a la compra, la lista me espera y los productos no vienen solos a casa, ya podían. Inexplicablemente se me ha puesto una oreja roja, me pasa a veces, se supone que es por el calor de los locales en los que entro. No puedo parar.
Por mí contaría chorrada tras chorrada en el post de hoy, pero no quiero rallaros con mis estupideces como "los neutrones de un átomo se han ido de picnic" (que conste que esa frase no la he dicho yo, sino la profesora de clases particulares cuando insistí varias veces en una pregunta relacionada con unos neutrones). En fin, no puedo parar. Ahora me espera la compra y a la vuelta le arreglaré el PC a Car, que como ha tenido éxito el apaño que le hice el otro día al ordenador de la academia ya me colgaron el sanbenito... En fin, no voy a parar por el momento, pero os dejaré tranquilos/as.
Un saludo y muchos mordiscos para todos, ya sabeis que los besos van muy caros. "El amor nace con una mirada, crece con la ilusión, se alimenta de besos y caricias y muere con una traición"

15 noviembre, 2005

Recordando

Recuerdo el día en que nació mi primo, mi bicho favorito; recuerdo también la tranquilidad que me produce el mar en calma en pleno verano, recuerdo la Navidad que descubrí que los Reyes Magos eran los padres y recuerdo como se lo conté a mi primo Coco. Recuerdo a mi hermana fumar a escondidas, a mi hermano también. Recuerdo tu mirada ausente, todos los besos que me perdí por idiota. Recuerdo cómo me sentí al disparar una escopeta de balines contra una amiga de la niñez, recuerdo que antes le secuestrábamos los Piny Pon a mi prima Ursu para jugar a fusilarlos en el desván de su casa.
Recuerdo cuando perdí la razón, cuando mi mundo tembló cuando te marchaste, recuerdo luego que fui yo, no tú, quien se alejó. Recuerdo a mi tío, el día de su funeral y la sensación tan incómoda de estar allí, ante una familia dividida por el destino. Recuerdo no saber qué hacer cuando vi a mis primos segundos de la parte "negra" de la familia. Recuerdo la integridad de alguna gente ese día, en especial a mi abuela. Recuerdo y admiro esa entereza que mantuvo durante todo el día. Recuerdo las veces que mi abuela ingresó en el hospital este año, recuerdo muchas cosas malas de este fatídico verano.
Recuerdo el día que fui a Barna con mi mejor amigo, recuerdo a Kany, una catalana rubia de ojos preciosos que impidió alguna noche que durmiese a gusto. Recuerdo a Myriam, Ainhoa, Nadia, Su, Marian, Inma, Rubén, Inés... Recuerdo el piñazo que me pegué en la bici hace unos años, recuerdo el piñazo en monopatín y como me hice una fisura y un esguince de tobillo. Recuerdo llevar el yeso durande casi un mes... Recuerdo el colegio, los partidos de fútbol en el recreo, las caídas, las escapadas e incluso las supestas amenazas de bomba. Recuerdo tu mirada cuando sin decirme nada me lo decías todo. Te recuerdo.

Emulando a Platón con sus diálogos...

(...)- Imagina, pues un mundo de felicidad, en el que todo es producido por y para una persona, esa persona a la que tanto estimas, tanto quieres y tanto amas.
- Imagino - dijo él
- Entonces todo tu mundo gira entorno a esa persona, todo tiene sentido si ella está contigo. Un día, por no importa qué motivos, tu suerte cambia y esa persona sale de tu vida. Entonces todo lo que creíste deja de tener sentido, los días no tienen luz, el sol no calienta, la comida no alimenta, la sed no se calma con agua... ¿esa persona era el centro de tu vida?
- Es evidente que sí
- Piensa, pues, en cómo era el mundo antes de su llegada. Las cosas tenían sentido entonces, hacías vida normal sintiéndote a gusto con ella, ¿no será entonces que en un determinado momento tú decidiste hacer de esa persona el centro de tu universo?
- Seguramente
- Es entonces cuando tú decides hacer de tu vida algo productivo, y pones como centro de tu universo a tu misma persona, entonces recuperas el sentido de las cosas, aprendes cosas como la independencia personal, a ser feliz sin depender de la sonrisa de otro... Cuando te acostumbras a esta nueva situación la misma persona vuelve a tu vida, ¿volverá entonces a ser el centro de tu universo? ¿cometerás de nuevo el error de hacerte dependiente de su sonrisa, de su mirada, sus caricias...?
- Es probable que no
- La mayoría de la gente comete ese error, no aprender de las vivencias personales. Cuando algo salió mal por no haberlo sabido llevar bien, no esperes que la segunda vez que lo vuelvas a meter por los mismos derroteros obtengas un resultado diferente.
¡Qué mal me sienta estudiar filosofía! Me vuelve tarumba y siempre trato de aplicar las filosofías a mi vida personal, en este caso lo que he hecho ha sido coger la estructura de los diálogos de Platón para contar algo y sacar conclusiones. El contenido de la historia, obra mía. Supongo que se podrá aplicar a la realidad. xD

14 noviembre, 2005

Una breve historia de los E.E.U.U.

Érase una vez, en Europa, unas personas llamadas peregrinos que tenían miedo de ser perseguidos y se embarcaron rumbo al nuevo mundo donde no volverían a pasar miedo nunca más. Pero cuando llegaron a tierra los recibieron los salvajes y se volvieron a asustar y los mataron a todos.
Se podría pensar que cargarse a una toda una raza de gente los calmaría, pero no, luego empezaron a sentir miedo unos de otros. Y entonces quemaron brujas.
En 1775 empezaron a matar a los británicos para poder liberarse y salió bien pero siguieron sin sentirse seguros y aprobaron la "Segunda Enmienda" según la cual todos los hombres blancos podían conservar su arma. Lo que nos lleva a la genial idea de la esclavitud.
Por aquel entonces los blancos también tenían miedo a trabajar así que fueron a África y secuestraron a miles de negros y los llevaron a América a trabajar muy duro sin ganar nada, y no digo sin ganar nada como cuando dices "Trabajo en Wall Mart y no gano nada", quiero decir, cero dólares , cero. Hacerlo de esa manera convirtió a Estados Unidos en el país más rico del mundo ¿sirvió todo ese dinero para tranquilizar a los blancos? Para nada, qué va, aún tuvieron más miedo. Tras doscientos años de exclavitud la población negra supero a la blanca en muchas partes del sur. Ya os imaginareis lo ocurrido después, los esclavos empezaron a revelarse y al viejo amo le cortaron la cabeza. Cuando los otros hombres blancos se enteraron de eso se pusieron a gritar "¡quiero vivir, quiero vivir! No me mates ¡Oh!, gran hombre negro".
En el momento crítico apareció Samuel Colt, quien en 1836 inventó la primera arma que se podía disparar una y otra vez sin volver a cargarla, y todos blancos del sur gritaron "¡yihaaa, yihaaa!". Pero ya era tarde, poco después el norte ganó la guerra civil y los esclavos era libres, sí, libres para cortarles la cabeza a todos los viejos amos. Entonces estos dijeron "vamos a morir".
Los esclavos liberados no se vengaron, sólo querían vivir en paz, pero los blancos no acabaron de creérselo y entonces fundaron el Kuklus Clan y en 1891 el mismo año en que se convirtión en asociación terrorista también se formó otro grupo, la Asociación Nacional del Rifle. Muy pronto los políticos aprobaron una de las primeras leyes sobre armas, era ilegal que una persona negra poseyera un arma, fue un gran año para América, el KKK y la ANR. Claro que no tenían nada que ver entre sí, sólo fue una coincidencia, un grupo apoyaba la posesión responsable de armas y otro disparaba y linchaba a los negros. Así siguieron las cosas hasta 1955 cuando una mujer negra infirngió la ley negándose a viajar en la parte trasera de un autobús, los blancos no podían creérselo y ahí se armó el gran follón, todos los negros del país empezaron a reclamar sus derechos y a los blancos les entró el acojone total y gritaban "huíd de aquí, huíd de aquí". Y lo hicieron, huyeron a las afueras donde todo era blanco, limpio y seguro. Compraron 250 millones de armas, pusieron cerrojos y alarmas en sus casas y barreras para entrar en sus barrios. Por fin estaban a salvo, protegidos y bien cobijados, y todos vivieron felices y comieron perdices.
(Sacado de Bowling for Columbine de Michael Moore, tened en cuenta que esta histora la cuenta una bala de dibujos animados)

13 noviembre, 2005

Cuando la sangre hierbe

Cuando lo hace me dan ganas de todo, sería capaz de poner patas arriba el mundo que conocemos. El otro día en una popular discoteca de un pueblo cercano al mío me hirbió la sangre. Dos tíos se nos quedaron mirando en plan "baboso" a mi Chu y a mí cuando nos dábamos arrumacos, odio sentirme observada. Parece que la gente intenta hacer sentirte culpable por ser como eres, pero eres así y no hay nada más que hacerle.
Durante un rato nos estuvieron observando, después sacaron el móvil e hicieron un poco el disimulado, lo que pretendían era hacernos una foto, eso fué lo que colmó el vaso. Chu, tan diplomática que es ella se acercó tras un rato a llamarles la atención, a mí me herbía la sangre, me mordía los dientes por no saltar, en estos casos mejor que actúe ella que yo que soy muy impulsiva. Al parecer iban de buen rollo, pero ganas no me faltaron para saltar por encima de la barra y dejar que la sangre hirbiendo fluyese a mi cerebro, menos mal que Mo consiguió calmarme un poco llendo con Chu a hablar con estos dos individuos. Odio sentirme observada por dos babosos de mierda (¿se puede hablar así a estas horas no?), deben estar traumatizados por eso de que han quitado el C+ y solo lo transmiten por digital. A veces me gustaría ser tan diplomática como ella, que sabe actuar en todas las situaciones, a mí enseguida se me cruza un cable, será por eso que me han tenido encerrada en Claymoore.
Mordiscos para tod@s que los besos ya sabeis que van caros.

11 noviembre, 2005

Bowlings

Hay quien dice eso de "no me toques los bowlings" y yo se los he tocado. Por primera vez en mi vida he jugado a los bolos y creo que después de todo no lo he hecho tan mal. En la primera partida conseguí 88 puntos (si mal no recuerdo) y la segunda ya fue más flojo, no recuerdo la puntuación pero rondaría los 70. La suerte del principiante. Cometí un par de faltas pero bueno, son cosas del directo. Me despido por hoy y hasta el domingo, sin nada más que contar. Disfrutad el fin de semana que yo lo haré.
Mordiscos para todos, que los besos van muy caros.

10 noviembre, 2005

Rondando la Navidad


Parece que ha llegado la Navidad, Pórtico ya envía sus catálogos de complementos navideños y todas las tiendas de mi pueblo empiezan poco a poco a decorar sus escaparates. Oficialmente no es Navidad hasta que el Corte Inglés lo anuncia por la tele y en todo cartel habido y por haber en las marquesinas de los autobuses. Aún estoy a tiempo de hacer mi pedido a Papá Noel ¿no? A lo mejor la carta le llega un poco justa de tiempo.
Creo que ya sé lo que me voy a pedir estas Navidades, el título de bachillerato. Me he portado bien, ahora toca recibir recompensa. Aquí tenemos la máquina que ha adquirido nuestro querido Santa Claus para los regalos de este año.

09 noviembre, 2005

ACME

Tendré que explicar eso de Chu ¿no? Para quien no lo sepa le llamo así a la persona que hasta finales de junio fué mi novia y con la que ahora, tras unos meses sin hablarnos, mantenemos una relación amisto-cariñosa (acabo de inventar un nuevo concepto), "estamos sin estar" diría alguna persona que conozco. Pues debido a esta relación cuando hablo con mis compañeras de clase me refiero a ella como Chu y por eso ahora le llamo así, es algo intermedio entre amiga y novia.
Cambiando de tercio (o no tanto), sé como se siente el Coyote o cualquier personaje de dibujos animados suspendido en el aire antes de precipitarse al vacío. Me sentí así una vez en mi vida pero la sensación me duró bastante, la caida no es lo más duro. Lo más angustioso de esa sensación es cuando te das cuenta de que no hay suelo, te sientes impotente, rabiosa, angustiada y aterrorizada, no hay nada que te proteja de esa gran caida. Entonces es cuando te das "la gran ostia de tu vida", en los dibujos vemos al Coyote a los dos segundos preparándole la siguiente trampa al Correcaminos y hay que seguir su ejemplo, continuar con la vida habitual como si nada, como mucho con una tirita o un chichón. (Consejo patrocinado por ACME)

He vuelto a ver a Chú

Hoy me levanté de un salto de la cama, me duché me vestí, peiné, puse las lentillas y arranqué para el instituto. Hoy no era un día lectivo normal, nos esperaba una visita al teatro. Volví a viajar en el tiempo, cuando al llegar a Santiago caminamos rumbo al salón teatro me sentí como un niño de primaria que va de excursión con sus profesores, después mi sensación cambió.
La zona vieja de Santiago trajo a mi mente muchos buenos recuerdos, me dieron ganas de quedarme allí y no volver a mi pueblo. Hacía frío cuando llegamos, luego me tomé un café con Chú, la verdad no tuvimos mucho tiempo para hablar tan solo unos veinte minutos, después había que acudir a la obra. Llevamos algo de retraso y al salir no tuvimos tiempo de nada, sólo de pasear de camino al autobus. Hice una visita fugaz, pero de lo más fugaz que puede haber, a unos amigos y vi a Chu por un instante, un beso y una despedida. No hubo tiempo a más.

08 noviembre, 2005

No sabía que escribir así que...

Hoy es un día de esos en los que te dan ganas de meterte en cama y no salir de ahí hasta el verano. Fuera está gris, las nubes lo cubren todo y llueve bastante a menudo y con potencia. Decía para hoy que haría sol, sí claro y yo soy monja. Esta es una tarde que invita a dormir, a ver películas o a leer mientras escuchas el sonido de la lluvia. A mí me toca estudiar Histora de España porque el jueves tengo examen, hay una cosa que no entiendo...
La enseñanza está un poco patas arriba, haces eso a lo que llaman la ESO y luego entras a Bachillerato donde no tienes Historia en el primer curso, ¡pero en qué estan pensando los que hacen los planes de estudio!. Resulta que en el primer año eliges una rama, ciencias o letras y en ese curso no tienes Historia, en el segundo, que es el más importante por eso de que entra en Selectividad te meten Historia ¿un poco descabellada la idea no? O sea, que te meten una asignatura tostón para fastidiarte en Selectivo, cuando se supone que segundo de Bachiller es un curso específico para acceder a las distintas carreras (ciencias o letras)... creo que ya me estoy liando... paso del tema que me pongo de mal humor. Quien me haya querido entenderme me ha entendido... Me abstendré de hacer ningún tipo de comentario acerca del nivel de conocimientos con los que sales de la ESO... ¡indignante!

07 noviembre, 2005

Soy un flan de color de los tomates

Me siento como un flan en pleno terremoto cada vez que en clase tengo que leer en alto los ejercicios que me tocan hacer. Enseguida me torno del color de los tomates y siento que el corazón me sale del pecho. Luego pienso "después de todo no soy una mala redactora", da igual en que materia sea, ya sea un comentario de texto en literatura castellana, en gallego o un comentario filosófico o histórico, la cuestión es que esa sensación me supera. Despues ya puedo decir la chorrada más grande del mundo que me quedo tan ancha, supongo que no estoy acostumbrada a decir cosas serias para el resto de la gente, suelo ser ese elemento gracioso de todas las clases. El elemento que hasta hace amenas las aburridas clases de Historia.
¿Alguien sabe cómo puedo superar esto? No quiero ponerme roja ni que me den taquicardias en plena clase de Historia... Lo mío no es normal.
Mordiscos para todos que los besos son muy caros, además ahora hay quien me los reclama.

06 noviembre, 2005

¿Coincido con estas características?

Acuario, el Aguador -Del 21 de enero al 19 de febrero -
Elemento: Aire
Planeta regente: Urano
Mejor día de la semana: Sábado
¿Cómo es Acuario?
En pocas palabras, Acuario, a ti lo que te va es el desafío. Vives en el terreno de lo inesperado, ¡cualquiera sabe lo que puedes deparar! Por ponerte un ejemplo, eres de los que se compra el sombrero más raro de la tienda porque parece de mosquetero o se deja patillas de metro y medio para escandalizar a su madre... no puedes evitar ser un poco inconformista. En general, tu forma de ser es apacible y tranquila pero no te gusta quedar catalogado definitivamente. Un día estás entusiasmado con algo y al siguiente te hastía, pero no se trata de la volubilidad de Géminis, más bien de que necesitas curiosear en un nuevo asunto porque todas las maravillas del mundo te atraen.
¿Dónde estás, Acuario?
Tu mirada vaga y a veces extraña alberga en su interior algún conocimiento mágico o misterioso, al menos así lo parece. Te gusta experimentar, sondear lo insondable, y eres un enamorado de la libertad. Es difícil encontrarte anclado en una posición fija, tan pronto te muestras perverso como divertido, engreído como compasivo... y de esta forma encajas a la perfección en la seguridad del mundo y sus multitudes.Resulta muy interesante tu agudeza perceptiva, mucho más desarrollada que en otros signos. Te permite analizar situaciones y personas con una rapidez y profundidad extraordinarias. No te preocupes, Acuario, si percibes que en realidad cuentas con pocos amigos verdaderos. Tu naturaleza incansable y un poco impersonal merma el concepto que los demás tienen de la auténtica amistad. De hecho, muchos no te comprenderán, no alcanzarán a entender tu idealismo exacerbado. En realidad, presentas una curiosa mezcla entre lo estable y lo inestable, lo práctico y lo excéntrico. Tu ambivalencia te impide tener prejuicios, sueles conservar una agradable amplitud de criterio. Para que veas, buena parte de los genios que ha dado la Humanidad se inscriben en tu signo. Aquello de "vive y deja vivir" te va muy bien. Tu pareja agradecerá este sentido de la independencia que te caracteriza, aunque también puede acusarlo negativamente, depende de su personalidad. No sólo eres liberal, también sincero, honrado, inteligente y firme en tus convicciones.

Rarezas y Diferencias ¿qué eliges?

Los pensamientos corretean de un lado para otro en mi cabezita loca. No paran un momento, por eso yo, a veces, no me paro a pensar las cosas. No es nada si comparase lo que corren ahora con lo que revoloteaban antes, antes no había orden, mis pensamientos vivían en continua anarquía. Yo me volvía loca, y loca me he quedado.
Gracias al desorden que hay en mi cabeza he sido capaz de poner patas arriba la vida de más de una persona, jamás fue mi intención. Un día, una vieja amiga (que es una amiga vieja, todo sea dicho de paso) me dijo que lo que yo necesitaba era una pareja mayor que yo, y bastante mayor para que con su supuesta madurez pusiese algo de orden en mi vida. No ha hecho falta, el orden que ahora más o menos reina en mi vida es fruto del proceso de madurar al que se someten cada día cientos de personas.
Soy como el gato escaldado que ahora huye de la pota al fuego, como el perro apaleado que huye de su agresor, ... no digo con esto que nadie me haya hecho como soy ni que me haya hecho daño a posta. Yo soy yo con todo mi pasado, mis decisiones y mis consecuencias. Cada persona es fruto de cientos de decisiones que toma en su vida cotidiana. Yo, tú, él, ella... nosotras, vosotros... todos somos alguien y somos alguien que nos diferenciamos del resto, únicos e inigualables porque no hay ni una sola persona en el mundo que haya vivido lo nuestro, sentido lo que hemos sentido; hay quien dice ser raro pero yo digo diferente en su lugar.
Fito dice en una de sus canciones "raro, no digo diferente, digo raro... no sé si el mundo está al revés o soy yo que está cabeza abajo". Soy diferente y estoy cabeza abajo, es domingo y soy presa del sueño, los pensamientos se nublan y yo me voy a dormir.

05 noviembre, 2005

Juego de palabras

Siempre me resultado gracioso definir la palabra "nada", hoy lo he buscado en la RAE y me he quedado con sus tres primeras entradas:
nada. (Del lat. [res] nata, [cosa] nacida). 1. f. No ser, o carencia absoluta de todo ser. Era u. menos c. m. 2. f. Cosa mínima o de muy escasa entidad. 3. pron. indef. Ninguna cosa, negación absoluta de las cosas, a distinción de la de las personas.
Se supone que la nada es la carencia de todo ser, un no Ser. En el momento justo en el que decimos "la nada es..." ya la estamos elevando a la categoría de Ser aplicándole el verbo que hace que todo sea. ¿Curioso no? Definir "nada" es limitar la palabra a ser, cuando realmente es todo lo contrario, "la nada no es algo" diría yo.
Hay palabras que jamás me ha gustado definir, definir es poner límites a una palabra, dar un determinado número características concretas. ¿Tiene, acaso, límites el amor, la felicidad o la libertad? Para mí la respuesta es obvia, NO.

04 noviembre, 2005

¡Qué cosas ¿no?!

A veces me pregunto por qué cuando necesitas una cosa nunca la encuentras. Te matas en remover cielo y tierra pero no aparece por ningún sitio. Entonces desistes y decides hacerte con otro objeto, ya sea comprando o pidiéndolo a algún amigo o compañero. Cuando vuelves con el objeto a casa y decides utilizarlo, ¡sorpresa! aparece lo que tú tanto te mataste a buscar. Inexplicablemente se había cambiado de sitio y no estaba allí donde tú creías, estaba en la cocina(y te preguntas por ejemplo ¿qué hace una grapadora en la cocina?).
Eso pasa en ocasiones con algo que anhelas, por ejemplo te han dejado y tú sigues colgada por esa persona, entonces deseas que vuelva a tí, que todo se arregla. Tu autoestima por los suelos, tú te aferras al pasado y los amigos diciéndote que es lo mejor para tí. Pero tú te emperras en que debieras estar con esa persona a la que tanto quieres y te cansas de desearlo, pasa algo de tiempo y cuando decides pasar página, ¡zas! el destino quiere que te vuelvas a reencontrar con esa persona.
Eso es el "pan nuestro de cada día", me ha pasado a mí y le pasará a un millón de personas más, no hay nada que hacerle, la vida es así y da las vueltas que da hasta ponerte el mundo del revés y del derecho en sólo un instante de tiempo, pero hay que aceptar las cosas como vienen. Resignación es lo que queda...

03 noviembre, 2005

¿Cosas de niños?

Tengo un primo que es la leche, empezó a hablar de muy pequeño, nueve meses. El niño ahora tiene seis años recién cumplidos y quería hacer mención a una anécdota que ocurrió hace como tres años y medio (largos).
Resulta que fui nombrada "niñera oficial" y algún fin de semana me tocó quedarme a dormir con él. Antes de dormir siempre escuchábamos música y cantábamos un rato, sobre todo él, que siempre le ha gustado cantar. A eso de las once de la noche estábamos ya en cama contando cuentos para dormir, uno detrás de otro, si por él fuera aún estaba a día de hoy contando cuentos.
La cuestión vino cuando consideré que ya eran suficientes cuentos y que era hora de dormir así que le dije un poco enfadada (para imponerme, ya sabéis que a los niños hay que tratarlos con mano firme a veces) "¡no quiero oir ni una mosca!", y él se quedó calladito, se giró y se durmió.
Por la mañana nos despertamos temprano y nada más hacerlo me pregunta "¿por qué cuando íbamos a dormir me dijiste no quiero oir ni una mosca?", yo que todavía estaba aterrizando en el mundo de los despiertos me quedé tonta y le contesté "pues porque no quería ruidos para dormir" y más ancho que un ocho me dice él "¡Pues las moscas no hablan!".
Imaginaros mi cara de gilipollas ante tal contestación, un niño que no llegaba a los dos años razonando cosas como esas y yo intentando despejarme, que era muy temprano. Es una anécdota que siempre recordaré.

02 noviembre, 2005

Por los cerros de Úbeda (se me ha ido la pinza)

Cuánto cuesta volver a la rutina tras cuatro días de relax. Me gustan los puentes, pero no esas figuras arquitectónicas que sirven para unir dos extremos de tierra separados por un río, un trozo de mar, un valle... me encanta los puentes en los que te levantas a las mil, sin preocupaciones. Cómo me gusta despertarme al lado de una persona a la que he querido tanto, que me abrace y no hacer nada más que mirarla mientras duerme escuchando el sonido del chaparrón que cae en la calle.
Qué ruido más relajante ese, el de la lluvia. Ahora mismo está callendo un aguacero en el exterior y las gotas tocan los timbales cuando chocan contra el suelo de mi terraza. Qué relax, sin más sonido que ese. Qué paz siento en mi interior al saber que las nubes son capaces de expresar su tristeza llorando de esa manera. Me gusta sentirme nube cuando me siento bien, cuando sé qué es lo que me pasa y por qué. Cuando lo malo es y lo conoces, las cosas parecen no preocuparte demasiado.
Creo que ya me he liado demasiado, dejaré la reflexión para otro momento estelar. No pretendía hacer sombra a las grises nubes de un cielo lluvioso de otoño.

01 noviembre, 2005

La Samhain, antecesor de el día de Todos los Santos

Los Celtas vivían en el hemisferio norte de la Tierra, en la que a partir de nuestro actual Octubre los dias son cortos y frios. Su año, es decir el "Año Celta, comenzaba con la "Samhain" que se iniciaba el 31 de Octubre por la noche y se prolongaba hasta el 1 de Febrero.
Los Celtas dieron rienda suelta a su imaginacion colectiva, logrando con ello una serie de tradiciones que aun en nuestros dias perdura. Los celtas y su tradicion conllevaban una concepcion animista de su colectivo y en su discurrir consideraban todos los fenomenos naturales que observaban en su entorno apropiandose de ellos para la posteridad, dandole al mismo tiempo un tono divino. Su observacion de la naturaleza enfocaba todos los cambios climáticos y a partir de ellos celebraban importantes festejos populares, que posteriormente se han continuado celebrando y que mucha gente ignora que su genesis se estableció en la cuna de esta civilización.
Durante la "Samhain" se imponía el vivir con "la quietud" y la permanencia en los hogares. Era el momento de vivir de lo que se habia recolectado. Y que era considerado como el inicio oportuno para el descanso y la renovacion. Se dedicaba especial atención a recordar a los ancestros, los sabios antiguos, los antepasados sagrados, y a practicar la cultura de la adivinacion y a la resolucion de problemas, conviviendo y comunicandose con los deudos del Más Alla. En la noche de la "Samhain" la tradicion popular dictaba las reglas, y todo el mundo se comunicaba con sus antepasados consultando temas de interes y resolviendo errores pasados. Los hombres y mujeres recibían "savia nueva" del lado oscuro de la vida, que era como ellos definian el mundo de los muertos. Librandose de influencias viejas y adoptando costumbres nuevas. Se honraba a "Cemunus" dios con cuerpo humano y astas de ciervo, Señor del Invierno, del bosque y de la tierra de los muertos, y a la "triple diosa" en su aspecto viejo. Y si nos damos cuenta en la actualidad en la mayoria de los paises, se celebra en la festividad de "Todos los Santos" el dia primero de Noviembre en la que recordamos a los seres difuntos, al igual que Los Celtas lo hicieron.

31 octubre, 2005

CAPÍTULO I

DESDE CERO (I)

Como cabe esperar, todo lo bueno se acaba. Lo mío con Álex se estaba acabando. Las broncas eran cada vez más habituales, discutíamos incluso sin motivo. El amor que tanto nos había unido ahora parecía esfumarse. A pesar de todo yo seguía enamorada.
Dos años de convivencia habían acabado por hacer desaparecer nuestros sentimientos. Por mucho que lo intentásemos no podíamos llevarnos bien, éramos dos polos opuestos. Hasta aquel indeseado día yo creía que los polos opuestos se atraían, pero la vida me demostró que simplemente no son compatibles.
Aquel viernes yo había ido a trabajar a la oficina muy temprano. Por aquellas fechas yo sospechaba que Álex se estaba viendo con otra persona, y no precisamente para tomar un café; pero no quise creerlo del todo. Cuando llegué a mi oficina me puse a revisar unos expedientes que tenía que entregar antes de mediodía. Entonces el día se puso gris y un mal presentimiento me estremeció. En ese mismo momento sabía que ese no iba a ser mi día. Antes de lo esperado había acabado de revisar los expedientes y la directora me dio día libre. Decidí ir a hacer la compra y preparar una comida especial para Álex, quería intentar arreglar lo nuestro y que las cosas fueran como antes.
Después de haber comprado me dirigí a casa, en la puerta había un coche desconocido para mí. No esperaba tener visita hoy. Entré en casa, un abrigo extraño estaba colgado a la entrada, no le di mucha importancia. Dejé las bolsas en la cocina y me dirigí al dormitorio, allí esperaba encontrar a Álex. Efectivamente la encontré allí pero no estaba sola. Lo primero que sentí fue impotencia y luego rabia, mucha rabia. Álex se sobresaltó y su compañero de cama también, ¿qué cabría esperar en aquella situación tan desagradable y embarazosa? Lo primero que hizo el tío aquel fue vestirse inmediatamente mientras yo salía precipitadamente de la habitación. Me senté en el sillón del salón y rompí a llorar.
El tío debió de salir por la puerta de atrás porque no le oí pasar por el salón. Era de esperar que Álex me estaba poniendo los cuernos pero lo que jamás he llegado a entender es que siendo lesbiana lo haya hecho con un tío. Yo me sentía traicionada pero un pequeño sentimiento de alivio se despertó en lo muy hondo de mí. Éste iba a ser el final de todas las broncas, de todos los malos rollos.
Álex bajó a intentar explicarme la situación, me dijo:
- Te lo iba a contar... no quería hacerte daño... yo...
- Pues vaya... si llegas a querer hacerlo no lo cuento... ¿Desde cuando?-.
- Dos,... dos meses... no sé como pasó... lo nuestro no iba bien... me sentía sola...
- ¿Y yo como crees que estaba? ¿Dando saltitos de alegría?
- Ahora no estoy segura de lo que siento... sabes que jamás había salido con un chico... y este, este... es especial... ha sabido comprenderme y consolarme... puede que me haya enamorado de él... nunca fue mi intención hacerte daño... lo juro... te quiero demasiado... pero creo que ya no como algo más que una amiga... lo siento... no sé que decir...
- ¿Y todos estos años? ... ¿Qué pasa con mis sentimientos? ¿Desde cuando tienes dudas acerca de tu sexualidad? Te recuerdo que fuiste tú la que dio el primer paso para que lo nuestro saliera adelante... Me has hecho mucho daño y no te quiero ver más por aquí, ¡fuera de mi casa!- mi rabia había aumentado.
- Yo... no quería... en serio... no sé en que estaba pensando cuando te besé por primera vez... Quizás me haya precipitado... tú siempre has sabido comprenderme y me has ayudado en los malos momentos,... eras mi mejor amiga... pero sabes que la línea divisoria entre el amor y la amistad es casi inexistente... estaba confusa... Lo siento, de veras...
- ¡No hables más! Ya me has hecho suficientemente daño por hoy. Y yo que creí que las cosas se arreglarían... ¡Ingenua de mí!- ahora la rabia se había transformado en odio.- No quiero verte más, lo digo en serio. Recoge todas tus cosas y ¡fuera! Cuanto antes mejor.
- Yo... – realmente se sentía mal pero yo la corté:¡No quiero escucharte más, ni verte... ni saber nada de ti!

28 octubre, 2005

Renaciendo de las cenizas

Siempre que me enamoro termino con el corazón roto. Por unos u otros motivos siempre se acaba terminando, una hoguera no puede permanecer encendida por siempre jamás a la intemperie. Unas veces el fuego se apaga por el viento, otras por el agua, pero el resultado es siempre el mismo. Allí donde el fuego estuvo presente quedan brasas, o eso dicen.
No me gustan las quemaduras, por lo que no me gusta jugar con fuego. Ya se sabe el dicho "quien juega con fuego, termina por quemarse". Aún así, me encanta mirar el fuego, me pasaría horas mirando como las llamas consumen una pila de troncos, es precioso. El fuego purifica y significa el principio y el fin de todo, o por lo menos para mí. Recuerdo cuando me hablaron del ave Fénix que renacía de sus cenizas cuando se consumía por las llamas. Me encanta el mito del ave Fénix, me gustaría poder renacer de mis cenizas. En cierto modo lo hago cada vez que me sumo en una depresión, una parte de mí muere quemada, pero con el tiempo una nueva fuerza va renaciendo en mí de nuevo, eso es lo que me hace ascender de lo más profundo del pozo.
Ahora estoy renaciendo de mis cenizas, y pronto alzaré de nuevo el vuelo rumbo a horizontes lejanos donde no se ponga el sol.

26 octubre, 2005

El árbitro

"La soledad penetra en tu alma tiñendo de pensamientos oscuros tu mente..." Así comencé un día a escribir un texto que hablaba de mis inspiraciones. Curiosamente no tengo mejor inspiración que cuando me siento triste, melancólica y sola. No sé si es lo normal, aunque viniendo de mi mente deduzco que no.
Parto de la premisa de que mi mente no es de lo más normal, de hecho dicen por ahí que desperdicio mi cerebro. ¿Y quién no lo hace? Podría invertir mi tiempo en prepararme un futuro y sacar buenas notas en todo aquello que me proponga, sin embargo me declino por esa ley que llaman del "mínimo esfuerzo". ¿Pecado? Seguro, pero en principio soy feliz así. Desperdiciando horas muertas leyendo blogs de gente desconocida y plasmando en un papel, un blog, un foro, ... mis "pajas mentales". ¿Sirve de algo? Pues sin dudarlo, me sirve para conocerme más.
He llegado a tal punto de pensar que me he creado una especie de personalidad "árbitro". Si cualquier cosa me molesta, si me gusta, si la deseo, si la anhelo, si la repudio, ... me sirve un poco para ver de manera más o menos imparcial el porqué de mis reacciones, sensaciones, ... Esto ha sorprendido a más de una persona. Yo, que siempre he actuado de manera impulsiva y he me he guardado del daño que la gente pudiera infligirme, pienso más o menos antes de actuar, analizo los pros y contras.
Ahora estoy tratando de analizar por qué las inspiraciones más bonitas, las más profundas y cuando mejor escribo es cuando me siento nostálgica. La respuesta es amplia y no podría exponer las diferentes teorías en un solo post, podría resultar pesado y aburrido, así que si teneis alguna idea admito sugerencias. Próximamente os contaré alguna de esas teorías. Gracias por prestarme atención.

24 octubre, 2005

Comenzando la semana

Hoy es un día de esos extraños, tras un extraño fin de semana. Supongo que serán las secuelas de la resaca dominguera, cada vez más extrañas. El sábado me agarré una buena pedaleta sin motivo alguno, tan sólo un botellón.
No hizo falta siquiera beber demasiado, un par de cubatas bien cargados de medio litro y algo de marihuana. La verdad es que fui consciente de todo el proceso pero hubo un momento en el que no era capaz de controlar mis acciones. Era como en un videojuego, me sentí protagonista de un juego de acción en primera persona, un personaje sin control alguno.
No hice ninguna locura de las mías, tan sólo disfruté de esa sensación. Cuando creí que me empezaba a hacer la pesada en la reunión, fiesta o botellón, decidí marcharme a casa. Dos personajes de la fiesta se ofrecieron a acompañarme un rato, por el camino me torcí un tobillo y menos mal que iba en este estado que describo, no me dolió tanto como otras veces y fui capaz de llegar a casa con ayuda de los dos personajillos.
Los recuerdos que tengo de esa noche son casi oníricos, es más una sensación que un recuerdo nítido. Hay trozos del camino a casa, por ejemplo, que no recuerdo con exactitud. El camino se me hico eterno, pero al fin y al cabo llegué de una sola pieza a casa, me saqué la ropa, las lentillas y me puse el pijama. Dormí toda la noche de un tirón abrazada a mí misma, cuando me desperté el domingo a mediodía tenía los brazos dormidos y un dolor de tobillo insoportable. Dediqué el domingo y el lunes a descanso del pobre y maltrecho pie. Dejé mis obligaciones de lado, por eso y porque mi abuela ha tenido una arritmia cardíaca y ha tenido que pasar por el hospital esta tarde. Gracias a Dios, o a quien esté ahí arriba, ella está bien y a mi ya no me duele tanto el pié. Mañana supongo que acudiré a mis deberes y obligaciones. Esto es lo que yo llamo un comienzo de semana "entretenido".

20 octubre, 2005

Diario de un gorrión (recopilación) - Marzo 2005

CAPÍTULO I: Una historia de pájaros
El pajarito que tan alegre cantó vio sus silvidos apagados por el paso del tiempo, incómodo en el nido junto a su familia decidió volar y probar suerte en el frondoso bosque. El pájaro gorrión que antes vivía en un roble frondoso, probó suerte en un eucalipto, lo vio alto y con buen ambiente. En él vivían dos pájaros más, un cuervo y una lechuza. La lechuza hacía vida nocturna y el cuervo iba y venía, la vida zoocial en el árbol era poca o nada. La lechuza y el cuervo se llevaban bastante bien, el gorrión, tan peculiar él, se empezó a sentir solo. Se sentía como una hoja más en el árbol. La fauna que transitaba ese árbol era bastante, desde otros cuervos, lechuzas, golondrinas, halcones, palomas... Al gorrión le gustaba la compañía de sus amigos y de sus compañeros. El árbol en sí, no estaba mal, buenas vistas, altura suficiente como para ver venir los peligros, pero la incomodidad que empezara a sentir el gorrión era cada día mayor. El ambiente empezó a tornarse poco a poco en algo que nunca había pensando el gorrión. En tiempos de temporal el árbol se balanceaba demasiado, ¡cómo echaba de menos el roble! Cierto día, llendo con su gorriona, conoció a otras aves semejantes. Ellas provenían también de un roble muy parecido y habían cambiado de nido. Se instalaron en un pino, algo apartado del frondoso bosque y vivían felices. El gorrión casnado de la incomodidad de su hogar a penas pausaba el vuelo en el eucalipto, paraba solo a dormir. Gorrión y Gorriona empezaron a frecuentar su árbol y aves nuevas reconocieron un bajón en el cantar del gorrión. Ofrecieron entonces una rama habitable para que se mudase el gorrión. El gorrión pensó y pensó y todavía hoy se lo sigue pensando... ¿qué pensarán cuervo y lechuza de la marcha del gorrión? ¿Debiera marchar y cambiar de aires?
CAPÍTULO II: Gorrión
Qué sorpresa se llevo el gorrión antes de ayer, cuando llega a su árbol y no encuentra a ninguno de los habitantes del árbol. Por la noche no estaban, y cuando salió el sol tampoco. El gorrión se extrañó y se lo comentó a su bandada, gorriona, pardal, gaviota y albatros, quienes habían ofrecido su árbol para cobijo del gorrión. El gorrión, tonto de él, hizo por comunicarse con cuervo y lechuza, a pesar de que el pardal le había dado el consejo de dejarlo pasar (porque si hubiese pasado algo y fuera importante, lechuza y cuervo, harían por transmitir la noticia) aún así estableció comunicación con ellos, resulta que habían cambiado temporalmente de bosque por ir a la tierra de lechuza. El gorrión algo afligido pensó "Gracias por avisar". Para sus adentros el gorrión iba juntando poco a poco más motivos para abandonar el eucalipto y llegó el fin de semana, era hora de hacer una visita al roble de donde procedía, por lo menos durante un par de días se sentiría agusto en su hogar. El pequeño viaje lo haría junto con pardal, gaviota y albatros, a quienes le estaba bien agradecido.
CAPÍTULO III: Al fin, el roble
Llegó el fin de semana y el gorrión llegó al roble donde nació. Cuando iba de camino con pardal el sólo ver el paisaje lejano de su bosque le estremeció el cuerpo. La sensación de sentirse a gusto tan solo llegar al roble le inundó la mente. Ahora se sentía bien, dejaba por unos días la incomodidad del eucalipto.Pardal dejó al gorrión al pie del roble, se despidió y volvió junto con golondrina a su bosque natal. El gorrión nada más subir al roble picoteó algo de alimentos y se metió en su nido. Durmió de un tirón hasta la mañana siguiente, se levantó se acicaló e hizo los menesteres que mamá gorriona le pidió. La sensación de paz y tranquilidad se hacía mayor cada minuto que pasaba, ni el recuerdo de pensar en volver al eucalipto podía hacerle sentir mal.
CAPÍTULO IV: La vuelta
Tras un corto fin de semana de tranquilidad, sosiego y relax, el gorrión volvió al bosque donde mora. Volvió al eucalipto, su hermano gorrión mediano le había acompañado, y al posarse ante el tronco del arbol un aire de pequeña esperanza despertó en su interior. Sabía que iba a sentirse como en el roble pero esperaba, por un instante, que el ambiente allí hubiera cambiado.Cuando se adentró en las alturas del eucalipto notó que esa pequeña y momentánea sensación se evaporaba. Lechuza y Cuervo habían venido, se habían traido consigo a tres pájaros más. Gorrión saludó con esperanza de recibir una respuesta afectuosa, pero no. Otra vez se volvió a sentir solo ante tanta multitud, llamó a su gorriona y salieron un rato. Cuando volvieron el comportamiento siguió igual y se metieron directamente al nido. Alas entrelazadas, se quedaron así durante mucho rato. Volvieron a salir para volver solo gorrión, en ese momento pardal entró en escena junto con albatros y gaviota. Otro rato fuera del eucalipto, hasta que por la noche, pardal y gorrión se acercaron hasta el eucalipto, pasaron un buen rato y pardal voló hasta su árbol. Gorrión se fue directamente al nido, pensando que al día siguiente tendría que hablar con Cuervo y Lechuza, sobre la mudanza que se esperaba para este mes.
CAPÍTULO V: Resolución...
Como ya se había dicho ayer Gorrión tenía que comunicar a Cuervo y Lechuza su decisión de cambiar de árbol. Resultó más fácil de lo que nunca había pensado. Empezó por comentarles que no se sentía a gusto, que se sentía ignorado y que por eso se había puesto a buscar un nuevo árbol con otras aves. Resulta que no era nada personal, que tenían una mala temporada. Ante la idea de que Gorrión se marcharía en, aproximadamente, un mes no se sorprenderion ni tampoco les pareció mal. Lechuza estaba un poco distante por problemas con su tórtolo, Cuervo por el contrario se había tomado algo por la tarde que, a modo de ver de la bandada, le había sentado un poco mal, Estaba excepcionalmente simpático. Cada ave volvió a su nido, gorrión se fue a dormir tranquilo por una vez en unas semanas.
CAPÍTULO VI: Arbol nuevo
Al fin, tras una semana de sobrevolar el bosque en busca de un árbol decente que no costase mucho acceder a el, encontraron algo mínimamente decente. Situado estreatégicamente cerca de los lugares que frecuentan Gorrión, Pardal y Gaviota. Un árbol habitable donde en unos días Gorrión, Pardal y Gaviota van a emprender una lucha por la supervivencia. Perdón me estoy desviando del tema central, no era una lucha por la supervivencia sino una convivencia normal. PD: Esperamos que las razas "avícolas" no sean demasiado incompatibles.

CAPÍTULO VII: Pajaradas
Gorrión, a punto de mudarse de árbol volvió al eucalipto sabiendo que en pocos días se mudaría. Había estado por la tarde con la bandada al completo. Se preparó para cenar. Entretanto Cuervo y Lechuza se acicalaban para salir, el hermano de Cuervo y Chorlito estaban en la cocina mientras Gorrión se alimentaba. Entonces fue cuando salieron a trasnochar, lo único que pidió Gorrión cuando se despedían es que al llegar no hiciesen demasiado ruido. Qué sorpresa se llevó el gorrión, cuando a las 6:05AM, se despertó debido a unos murmullos que se escuchaban desde el otro extremo del árbol. Harto de este tipo de situaciones lo único que hizo Gorrión fue gritar "¡Un poquito de porfavor!", entonces los murmullos acallaron por un momento. Poco después los murmullos se trasladaron al lado de su nido y aguantó unos minutos más, cuando se le hincharon las alas se asomó y lo único que dijo fué "Gracias ¡Eh!", entonces los pájaros invitados echaron a volar. Lechuza y Cuervo se metieron en el nido de Cuervo y hasta esta mañana.Qué tranquilidad espera a Gorrión en un árbol donde los pájaros con los que va a vivir son algo más civilizados... Eso es, como dicen en mi tierra "Fariña doutro saco".

CAPÍTULO VIII: Zoociedad
Gorrión se instaló el martes en su árbol nuevo, junto con Pardal y Gaviota, Albatros se instaló también pero provisionalmente. Las ramas, unas más grandes que otras, se echaron a suerte y, cosas que pasan, Gaviota se quedó con la grande y Gorrión con la pequeña. El miercoles amaneció tranquilo, Gorriona se pasó a despertar a su "tórtola" el Gorrión, que dormía plácidamente en su nido. El arbol estaba plagado de vida, Albatros, Pardal y Gaviota paseaban de rama en rama para acicalarse y salir al bosque. A la hora del desayuno éran cinco comensales y eso agradaba mucho a Gorrión, que en su antiguo árbol partía solo por la mañana sin ver vida pululando por el árbol. Cuando todos los pájaros volvieron por la tarde-noche a su refugio Gorrión se sintió cómodo, una vida zoocial en un árbol cómodo y robusto, con buenas vistas. Al día siguiente lo mismo, vida zoocial a la hora de desayunar y cenar. A la hora de comer, ya que Gorrión no podía acercarse a comer, Pardal acercó la comida al lugar donde estaba su amigo el Gorrión. Por primera vez en muchos meses se sentía bien en un bosque ajeno, se respiraba un ambiente "familiar" a pesar de que su familia estaba lejos, en otro frondoso bosque.
CAPÍTULO XIX: Otros bosques
Gorrión volvió a cantar alegremente posado en su rama, mientras Pardal, Gaviota y Albatros iban y venían. Cuatro días fuera de su pino haciendo visitas a otros bosques más frondosos que donde vivían. Gorrión y su tórtola fueron a conocer la fauna típica de una tierra verde al norte de Hispania, una tierra a la que alguien llamó un día Vetusta. El resto de la bandada se dirigieron al centro y fueron a ver a parte de su familia. Ambas partes disfrutaron de su estancia, cada una a su modo pero disfrutaron. ¡Qué corto se hizo el pequeño paréntesis vacacional! Gorrión, que hacía meses que no se relajaba tanto y disfrutaba de su entorno se sentía bien. Miraba el pasado con recelo pero sabía que en mucho tiempo no se volvería a sentir ignorado. A su vuelta al bosque donde residían decidió intentar quedar con Lechuza pero no lo consiguió, lo de Cuervo le daba un poco igual. Gorrión era feliz en su nuevo árbol y eso era algo que dificilmente podía cambiar.

CONTINUARÁ...
Una visita inesperada
VIERNES 22 DE ABRIL 16:38 Me encuentro en mi puesto de trabajo haciendo no recuerdo el qué. Entonces un cuerpo pequeño se asoma por la puerta y hecha a volar hacia adentro. Mi pequeño amigo el Gorrión acababa de entrar en mi trabajo, se asustó porque no sabía donde se metía. Voló de aquí para allá, no encontraba la puerta para volver a salir. Se posó sobre mi cazadora, sobre el bafle de la radio, se quedó un rato en la ventana y cinco minutos después pudo encontrar la puerta. El Gorrión era joven y parecía perdido pero al final fue capaz de encontrar el camino correcto hacia su libertad. Eso me pareció una señal de que el fin de semana iba a ser bueno, y así fué. Gracias Gorrión por haberme hecho esa visita tan fugaz e intensa que me has hecho. Seguramente cuente más cosas de tu vida en mi blog ¿no te importa no?
Esto es un resumen de la vida de un gorrión escrita allá por marzo del presente año. Hoy:Al final no he vuelto a hablar más de este gorrión en mi antiguo blog. Pero en el próximo post os haré un resumen de lo que le ocurrió despues de Marzo. Para tranquilidad de los fans de Gorrión os diré que no está en su mejor momento pero que se encuentra bien, poco a poco se está recuperando de un batacazo que se dió. Os lo contaré otro día. Saludos al gorrioncillo, ese personaje pequeñito que todo el mundo lleva en su corazón.