El blog de la zoocióloga que quería ser escritora

EN OBRAS - Este blog nació de la necesidad de sacar a fuera mi mundo interior, una herramienta que me ha ayudado a aprender a expresarme y transmitir mis sentimientos y sensaciones. Escribir me ha hecho persona y siendo persona he conseguido evolucionar hasta el punto donde me encuentro hoy, en pleno proceso de evolución.

11 octubre, 2011

Tras la puerta del fondo (Capítulo 8)

Aquel día abrí el periódico mientras tomaba un café en un bar del centro de Vigo, cuando llegué a la sección de sucesos me encontré la siguiente noticia:

Hallan en una playa de las afueras de Vigo el cadáver de una mujer joven

El cuerpo no ha sido identificado de momento y tampoco se conocen las causas exactas dela muerte, todo apunta a una agresión

1:51

Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
AXENCIA NOVAS NEW El cuerpo sin vida de una mujer joven, de entre 18 y 25 años de edad, ha aparecido este martes flotando en el agua en la zona de playas de Samil, en Vigo, según han informado a AXENCIA NOVAS NEW fuentes de la Policía Nacional, que precisan que inicialmente se han detectado algunos signos de violencia brazos y rostros, pero no detallan si existen signos de una posible agresión sexual.

Las mismas fuentes han explicado que sobre las 24.00 horas de la noche anterior se recibió el aviso de una persona que alertaba de que había visto el cuerpo flotando en el agua cuando paseaba por el lugar, el cual corresponde a una mujer joven que todavía no ha sido identificada y que, según apuntan las primeras estimaciones, "no llevaba mucho tiempo en el agua".

El cuerpo de la fallecida ha sido trasladado al Hospital Central de la ciudad olívica para realizar la autopsia, con el objetivo de determinar las causas exactas de la muerte. La Policía Nacional de Vigo se ha hecho cargo del caso, a fin de poder esclarecer los hechos.

La Policía trata de localizar a los familiares de esta mujer para que realicen un reconocimiento del cuerpo encontrado y así poder abrir nuevas vías de investigación para la resolución de este caso.


Cuando leí aquella noticia sentí por un momento que un escalofrío me recorría la espalda, por un instante pensé que aquella mujer podría ser mi excompañera de piso. Una parte de mi cabeza me decía que sí y la otra, más racional y sensata, se decantaba por el no buscando explicaciones varias: la noticia no ofrecía demasiados datos sobre la mujer, el indicador de la edad abría un amplio abanico de posibilidades y aunque Brazi encajaba con la breve descripción debía estar en su país riéndose del mundo...

No pude ni terminar el café con aquella impresión que había sufrido al leer la noticia así que opté por levantarme, pagar la cuenta y dirigirme, con el periódico bajo el brazo, al despacho de mi amigo el detective.

No hay comentarios: