El blog de la zoocióloga que quería ser escritora

ETERNAMENTE EN OBRAS - Este blogue naceu da cecesidade de sacar fora o meu mundo interior, como ferramente que me axudou a aprender a expresar e transmitir sentimentos en sensacións. Escribir foi o que fixo de min unha persoa que conseguiu evolucionar ata o punto no que me atopo hoxe.

Neste blogue atoparás textos en galego e en castelán porque dependendo do día no que esscriba e dos sentimentos do momento a lingua que se pronuncia pode ser calquera das dúas.

19 julio, 2007

A mi pequeña "jerrilleira"

Hacía tiempo que no me sentía así. Ilusionada, contenta y pillada por alguien. Un ángel apareció en mi vida por accidente. Un día quedé con una amiga en Santiago en una cafetería a la que solía ir cuando vivía allí y cuando ella entró me dio la impresión de que estaba amaneciendo. Un ángel en una mirada que me gustó al momento. Cuando la miré supe que tenía que robarle por lo menos un beso, independientemente de la situación personal.
Me gusta y le gusto, no es un delito. En la guerra hay daños colaterales y víctimas inocentes y en este juego de guerra que nos traemos pueden salir algunos heridos. Sin guerras no se hubiese conquistado lo que hoy tenemos así que en cierto modo estoy orgullosa de haber luchado en combate, y en las filas del enemigo cuento con una aliada, un ángel, tú. Con enemigos así da gusto pelear. Me gustas nena, no pienses que por no ser la primera no eres importante. Me gustas mucho y voy a seguir adelante. Un beso, o dos, o mil... todos los que quieras.

12 julio, 2007

Toquecito

Hoy me han echado una bronca por no escribir en el blog. Os informo, mi sobrino llegó la semana pasada, ese al que algún post le dediqué hace ya tiempo, Noah ya tiene 1 año. Es genial la expresión de un bebé cuando ve a su tía, que le hace tonterías para que se ría, le enseña los gatos, los canarios, las flores... Él se lo pasa pipa, y yo más.
Se me cae la baba cuando hablo de él, es un sol. Por otra parte también he de decir que ando "un poco liada" últimamente y no puedo escribir tanto como quisiera. Gracias, querida amiga por darme un toque de atención.