El blog de la zoocióloga que quería ser escritora

EN OBRAS - Este blog nació de la necesidad de sacar a fuera mi mundo interior, una herramienta que me ha ayudado a aprender a expresarme y transmitir mis sentimientos y sensaciones. Escribir me ha hecho persona y siendo persona he conseguido evolucionar hasta el punto donde me encuentro hoy, en pleno proceso de evolución.

23 noviembre, 2007

Nueva vida


Departamento comercial de un proveedor de informática. Ahora llevo vida de comercial informática, por fin soy independiente y lo mejor de todo es que veo a mi novia a diario.
No quiero ser pastelosa ni cargante pero jamás de los jamases del país de Nunca Jamás, he querido a nadie como a ella y sé, porque lo siento, que ella me quiere de esa manera.

05 noviembre, 2007

Cambios

Como un pececillo, el de la foto, cambio de punto de mira. Antes estaba en mi pecera, trabajando para una empresa pequeña en la que, considero, nunca se ha valorado mi trabajo. Creo que he cumplido con mis obligaciones y con alguna que no era mía, y ¿qué recibí a cambio? Básicamente, no mucho.
Hoy salto desde lo pequeño a algo más grande, de un pueblo a una ciudad, de una empresa de venta al pormenor a un mayorista. Toca cambio de domicilio, cambio de costumbres, de trabajo, compañías, horarios... Abandono otra vez el nido, esto me trae recuerdos. La diferencia ahora es que al contrario de la otra vez, esta vez me mudo porque siempre he tirado mucho por este lugar, la ciudad olívica. Paso de la tranquilidad de un pueblo al stress de una ciudad relativamente grande. Espero adaptarme pronto y vivir a gusto, esperando que mi pareja aguante la pesadilla de aguantarme todos los días.

01 noviembre, 2007

A mi manera...

Una vela para iluminar la fría y oscura noche donde nuestros difuntos moran. Una vela como símbolo de esperanza. Esperanza de creer en que hay algo más allá del final, como una segunda parte de una trágica novela en la que todos sus personajes mueren.
Una vela en cada lápida, una esperanza por cada alma depositada en el hoyo del cementerio. Como faros en el mar, la vela trata de enviar un mensaje a los fallecidos. Lo recibirán? Estoy convencida que con o sin vela, mi abuela y mis seres queridos en general saben que una esperanza, una familia, una manada de almas esperan lo mejor dentro de lo malo de la muerte.

Como todo seguramente la muerte tenga dos caras, la buena y la mala. Halloween (o como carallo se escriba) es una manera divertida de festejar el día de los difuntos. La otra cara es la costumbre de ir al cementerio con flores y velas, más triste y angosta. Yo no voy a ir hoy al cementerio, ya he tenido mi dosis ayer. No por ello voy a dejar de tener presente a mis difuntos: mis abuelos paternos, los maternos (y en especial a mi abuela Lola), mi tío Chicho, mi tía Carmen... Esta es mi manera de homenajearlos.